Cilindro: primero el incendio, luego el derrumbe

La primera conclusión de los peritos de Bomberos sobre lo sucedido en el Cilindro Municipal indican que primero hubo un incendio y luego se dio el derrumbe. Según los primeros estudios, se trataría de un incendio aéreo, aunqueo todavía no se conocen las causas.

Actualizado: 26 de octubre de 2010 —  Por: Redacción 180

Cilindro: primero el incendio, luego el derrumbe

Sin datos (Todos los derechos reservados)

Este lunes se creó una comisión entre Bomberos y la Intendencia para seguir investigando.

La Intendencia va a contratar una empresa para que retire los escombros. Gonzalo Halty, director de Deportes de la Comuna, dijo a No Toquen Nada que recién en ese momento se podrá saber qué ocurrirá con las paredes del Cilindro.

El secretario general de la Intendencia, Ricardo Prato, explicó las primeras conclusiones. “Estamos en la etapa de recibir los informes de cómo está actualmente. Lo que sí se ha recibido y se sigue recibiendo son planteos de apoyo, propuestas, planteos de hacer estudios para ver si el Cilindro es rescatable en todo, o se hace otra estructura; pero no puede ser analizado si no tenemos claro qué fue lo que pasó y en qué condiciones quedó la estructura”, indicó.

Según dijo Prato, los últimos informes -previos al derrumbe- señalaban que el Cilindro “tenía para aguantar bastante tiempo”. El único problema a resolver eran las goteras, en lo que se estaba trabajando: “se acababa de terminar de colocar un nuevo juego de caños que aseguraban varios años sin goteras; como eso no estaba afectando la estructura, no había problema”.

Prato puntualizó que no hay evidencia de que haya habido explosiones. “Pueden deberse a los golpes de la caída del techo, a la compresión del aire por la caída de la cubierta y, por lo tanto, eso con el fuego -que sí existió- sería la causa de la caída del techo”, comentó. “La línea cronológica es: primero hubo un incendio y después se cayó el techo. Cómo se inicia el fuego aéreo no está todavía determinado. La carga de fuego que necesitan los metales para doblarse, a nivel del anillo central, no es demasiado grande; pero evidentemente hubo carga de fuego en el lugar y eso provocó el desprendimiento del techo”.