Proponen pensión para huérfanos por violencia doméstica

En Uruguay entre 75 y 120 niños por año pierden a sus madres a causa de muerte por violencia doméstica. La diputada socialista Daisy Tourné impulsó un proyecto de ley para dar apoyo económico y social a estos niños. La semana próxima el Consejo de Ministros analizará el texto para luego enviarlo al Parlamento.

Actualizado: 21 de abril de 2011 | Por: Clara Esmoris

Proponen pensión para huérfanos por violencia doméstica

Sin datos (Todos los derechos reservados)

Actualmente, muchos de ellos quedan huérfanos por esta causa, deben ingresar al INAU, ya que los tutores no tienen posibilidad de mantenerlos.

Eduardo Brenta, ministro de Trabajo, quien trabajó en este proyecto de ley, explicó a 180 que la medida está dentro de lo que se llama “pensión por sobrevivencia” y que equivale, en términos económicos, a la pensión para la vejez –que se les da a las personas mayores de 70 años que no tienen ingresos para sobrevivir–. Este monto es de 4.268 pesos y se entregaría a los tutores.

El niño o adolescente continuará cobrando además su asignación familiar, pero con un cambio: en vez de ir ésta directamente a sus tutores, la asignación se depositará en una cuenta del Banco República, mes a mes, para que, cuando cumpla 18 años tenga un fondo que le permita realizar algún proyecto personal.

Otra novedad que se introduce en esta política es que se obligará a los tutores a que el niño o adolescente reciba atención psicológica. Actualmente, para poder recibir la asignación familiar, el tutor debe garantizar que el menor asista a la educación y que tenga cobertura de salud, pero en este caso, por ser “una situación tan traumática, como la pérdida de su madre en una contexto de violencia doméstica”, se incluye esta nueva contraparte con el objetivo de ayudar a superar el trauma y que no repita el patrón cuando sea adulto, algo que sucede con frecuencia. Si el tutor no lleva al menor a que reciba este servicio, se cancelará la prestación.

Brenta vinculó este proyecto de ley al debate actual sobre seguridad ciudadana. Dijo que esta iniciativa cobra gran importancia porque “son políticas dirigidas a cerrar la brecha social, brecha que genera menores infractores”. Expresó que “no se puede decir que está bien esto y a la vez bajar la edad de imputabilidad”. Sería una contradicción, afirmó. De cualquier manera, dejó en claro que el impulso de estos proyectos no surge del conflicto actual sobre seguridad, sino que todo es una continuación del plan de equidad.

El proyecto de ley será presentado la próxima semana en el Consejo de Ministros para luego ser enviado al Parlamento.