“Con el plebiscito nos equivocamos”

El director de Derechos Humanos del MEC, Javier Miranda, dijo a No toquen nada que la iniciativa que pretende aprobar el Frente Amplio para que no prescriban los delitos cometidos durante la dictadura es “razonable” para todos los puntos de vista. Para Miranda, haber impulsado el referéndum y el plebiscito por la ley de Caducidad fue un error. “Me duele mucho decirlo, porque los que lo impulsaron son mis compañeros de toda la vida”, afirmó.

Actualizado: 24 de Octubre de 2011 | Por: Redacción 180

“Con el plebiscito nos equivocamos”

Sin datos (Todos los derechos reservados)

El proyecto que pretende aprobar el Frente Amplio esta semana en el Parlamento es para que no prescriban los delitos cometidos durante la dictadura y de esa forma cumplir con el fallo de la Corte Interamericana por el caso Gelman.

Miranda participó como invitado en la comisión del FA que armó el proyecto. Según explicó, la sentencia de la Corte dice que Uruguay debe remover todos los obstáculos que interfieran en el esclarecimiento de los hechos. Dentro de esto, la prescripción sería parte de esos obstáculos que hacen al incumplimiento.

“El texto parece ser bastante razonable para los diferentes puntos de vistas. La prescripción se resuelve si se considera que había caducado la pretensión punitiva del Estado durante este periodo. Entonces, no se puede computar para la prescripción el tiempo que estuvo vigente la ley de Caducidad y con esto se evitan los fallos contradictorios en el Poder Judicial”, afirmó.

El catedrático de derecho penal Milton Cairoli dijo a No toquen nada que al declarar con efecto retroactivo que la prescripción debe ser borrada se está perjudicando al autor del delito. “Esto pese a todo lo que nosotros podamos pensar como personas. A mí el asunto me interesa desde otro punto de vista. Pero, desde el punto de vista penal, el artículo 15 y 16 dicen que las leyes no pueden operar retroactivamente cuando perjudican al culpable”, expresó.

Miranda dijo que la visión de Cairoli le parecía interesante, pero aclaró que lo que está en juego no es una norma constitucional, si no que es un norma legal que puede ser modificada por otra ley posterior con la misma jerarquía. “El Código Penal es una ley, que puede ser modificada por otra ley. Acá no hay inconstitucionalidad, lo que hay es una norma de rango superior que es el pacto internacional de derechos civiles y políticos, que prevé especialmente la retroactividad de la ley penal nacional, cuando existe algún delito a nivel internacional”, señaló.

“El plebiscito fue un error”

El senador Pedro Bordaberry dijo a El País que “es muy peligroso cuando aparecen personas que se iluminan y quieren pasarle por encima a los pronunciamientos del pueblo”. El senador colorado de Vamos Uruguay señaló esto en referencia a que este proyecto no respeta el referéndum del 89 y el plebiscito del 2009 sobre la ley de Caducidad.

Miranda sostiene que este es un punto de naturaleza netamente política y señaló que no está de acuerdo con Bordaberry. “No siempre las mayorías tienen la razón. Recuerdo un pasaje de Ibsen en ‘Un enemigo del Pueblo’ donde se pregunta si acaso la mayoría tenía razón cuando decidió crucificar a Jesús. El problema de derechos humanos no es de mayorías o minorías. Los derechos humanos han aparecido siempre contra las mayorías ¿Puede la mayoría restablecer la pena de muerte en Uruguay? ¿podríamos por mayoría someter a la esclavitud? Yo creo que no. Estoy de acuerdo con que este argumento también es para aquellos que en el 89, como es mi caso, o en 2009, sometieron a plebiscito o referéndum cosas que no debían porque están sustraídas del poder de la mayoría”, expresó. “Me duele mucho decirlo, porque los que lo impulsaron son mis compañeros de toda la vida, pero fue un error”, agregó.

La aparición de los restos, “una sensación brutal”

Miranda también se refirió al hallazgo de restos humanos en el Batallón 14 el pasado viernes. El hecho lo toca de cerca porque el padre, el escribano Fernando Miranda, fue hallado el viernes 2 de diciembre de 2006 en el Batallón de Infantería Blindado Nº 13. Miranda desapareció a sus 56 años y era integrante del Frente Izquierda de Liberación Nacional, aliado del Partido Comunista.

Miranda dijo que el hallazgo del viernes le produjo “una sensación brutal en su sentido más literal”. “Duele, es una persona lo que está ahí, la ropa y los zapatos te lo hacen muy vívido. Y más cuando estás con las viejas al lado, que una de las viejas diga: no sabemos quién es, pero es uno de los nuestros”, contó.

Noticias relacionadas