Sociedad

Más derechos por maternidad y lactancia para privados

El Gobierno enviará al Parlamento un proyecto de ley para extender el período de licencia por maternidad de las trabajadoras del sector privado, para que se iguale al del sector público. También se pretende equiparar el régimen por lactancia en ambos sectores, que en este momento es muy dispar, e incluir a las trabajadoras por cuenta propia, dijo el ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, a 180.

Actualizado: 25 de Febrero de 2012 | Por: Redacción 180

Más derechos por maternidad y lactancia para privados

Sin datos (Todos los derechos reservados)

En este momento, de acuerdo a la ley 16.104, las funcionarias públicas establece que la licencia por maternidad es de trece semanas, y una vez devuelta en la actividad laboral, la trabajadora podrá solicitar que se le reduzca a la mitad el horario de trabajo para amamantar a su hijo, hasta que éste lo requiera.

La funcionaria privada, por otra parte, tiene derecho a interrumpir por media hora su jornada laboral para amamantar, dos veces por día, o sumar esas dos medias horas y llegar una hora más tarde al trabajo, o retirarse media hora más temprano.

Para los funcionarios padres, tanto públicos como privados, la licencia por paternidad es de tres días.

El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, dijo a 180 que el gabinete social ha venido discutiendo este tema, y que es muy importante poner al Uruguay en línea con los convenios internacionales, que, como mínimo, establecen una licencia por maternidad de 14 semanas.

La línea del Ministerio se dirige a establecer una licencia parental, no maternal, que incluya seis meses de medio horario para el padre o la madre, en cualquiera de los sectores.

De esta manera se pretende progresar en la igualdad de géneros y además evitar que prevalezcan las posturas en contra de este tipo de medidas, que argumentan que, de aumentarse las licencias, los empleadores no querrán contratar más mujeres. Esta es la postura del Ministerio de Economía, explicó.

“Nosotros no la compartimos, porque en este momento el empleo masculino está en su máximo, y hay que crear incentivos para que las mujeres decidan salir al mercado laboral”, dijo, y agregó que en los hogares con niños de entre cero y tres años, el 40% de las madres no trabajan a tiempo completo, y el 90% de los padres sí lo hacen.

“Nosotros aumentamos el porcentaje de licencia parental, así el empleador no sabe quién va a hacer uso de esa licencia, si el hombre o la mujer”, señaló Brenta.

El Ministerio de Salud Pública está en la misma línea que el de Trabajo, según dijo el ministro, ya que “la lactancia no solo debe ser mirada desde el punto de vista de la madre, sino también desde la alimentación del niño y los beneficios que conlleva”, dijo.

Además, el proyecto incluye a las trabajadoras por cuenta propia y monotributistas, que percibirían un ingreso por el tiempo de lactancia y maternidad, algo que hoy no está contemplado de ninguna manera.

Gradualmente, estas medidas llevarían a equiparar la situación de las trabajadoras públicas, privadas e independientes. La situación actual, según el ministro, “es muy injusta”, porque “mientas las públicas gozan de una licencia por lactancia casi sin límites (al poder extenderla tanto como el bebé siga requiriéndolo), las otras no gozan de ninguna licencia”.

Brenta se reunió la semana pasada con la presidenta de la Fundación Álvarez Caldeyro Barcia, Beatriz Argimón, para analizar las políticas del Gobierno vinculadas a la maternidad y la lactancia de las trabajadoras. Desde la Funación, han trabajado para que se incluyan salas de amamantamiento en los espacios de trabajo, pero esto depende de la voluntad del empleador.