Cuba denunció a Australia por ley de tabaco

Tras una denuncia de Cuba, República Dominicana y Honduras, la Organización Mundial de Comercio (OMC) decidió formar un panel para decidir si la lay australiana sobre venta de cigarrillos en paquetes neutros respeta las reglas del comercio internacional.

Actualizado: 04 de Agosto de 2014 | Por: Redacción 180

Cuba denunció a Australia por ley de tabaco

Sin datos (Todos los derechos reservados)

El panel, cuyos tres miembros serán designados por el director general de la OMC, el brasileño Roberto Azevedo, tendrá seis meses para pronunciarse sobre la ley australiana aprobada en diciembre de 2012.
La nueva ley australiana, cuyo objetivo es disuadir a los fumadores, impone que todos los productos que contengan tabaco sean vendidos en paquetes de color verde oliva, sin logotipos e ilustrados con fotos de enfermos a causa del tabaquismo.
Dispone además que las menciones deben ser impresas en el mismo tipo y tamaño de caracteres.
Australia es el primer país en el mundo que instaura la venta de paquetes de cigarrillos neutros.
La OMC, que arbitra los conflictos comerciales, recibió una petición de intervención de cinco Estados miembros, Cuba, República Dominicana y Honduras, grandes fabricantes de cigarros, así como Indonesia y Ucrania, que se consideran perjudicados por la legislación australiana, en tanto grandes exportadores de cigarrillos.
Este caso "es importante pues permitirá saber si la OMC autoriza a los Estados miembros a tomar medidas razonables para proteger la salud pública de manera equitativa y no discriminatoria", declaró a la AFP Michael Siegel, profesor de salud pública en la universidad de Boston (EEUU).
La creación de este panel fue decidida el 25 de abril pasado durante una reunión del Órgano de Solución de Diferendos (ORD) de la OMC.
La OMC, con sede en Ginebra, tiene por misión observar que sus 159 Estados miembros respeten las reglas del comercio internacional.
Los procesos de solución de los conflictos pueden llevar años en la OMC, puesto que hay posibilidades de apelar y contraapelar.
Australia viene siendo muy atacada por la industria tabacalera, inclusive desde antes que entrase en vigor la ley de 2012.
Al mismo tiempo, este país ha recibido las felicitaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su rol de vanguardia en la lucha contra el tabaquismo, una de las principales causas (evitables) de mortalidad en el mundo, con unos seis millones de fallecidos al año por sus consecuencias.
Australia y quienes la apoyan señalan que al atacar el poder de las marcas de la industria tabacalera con mensajes fuertes, la ley ayudará a hacer descender el número de fumadores, en particular entre los jóvenes.
"Los paquetes neutros son une medida legítima para alcanzar un objetivo fundamental, la protección de la salud pública", declaró a la AFP un portavoz del departamento de Asuntos Exteriores y Comercio australiano.
"Australia defenderá vigorosamente su política del paquete neutro ante la OMC, y confía que estas medidas estén conformes a sus obligaciones que la ligan" a esta organización, añadió.
"Introducir el uso de estos paquetes neutros era la siguiente etapa lógica para restringir la promoción de los productos del tabaco", apostilló.
Otros países, como Reino Unido, Irlanda y Nueva Zelanda también han manifestado su intención de seguir esta misma dirección.
Los demandantes consideran que la legislación australiana perjudica a sus marcas de cigarrillos y cigarros, y que pone en peligro el sustento de los cultivadores y de centenares de miles de personas que trabajan en la industria tabacalera en los cinco países.
"Vamos a hacer todo lo que podamos para proteger los empleos, los ingresos procedentes de la exportación y los derechos de propiedad intelectual, que son esenciales en las economías en desarrollo", declaró el embajador de República Dominicana ante la OMC, Luis Manuel Piantini.
Las cajillas de cigarrillos en Australia muestran imágenes de un pie con gangrena, de cáncer bucal, e inclusive de un hombre en los huesos casi a punto de morir de cáncer.
"Esto probablemente hará tomar conciencia de los peligros para la salud", según Stafford Sanders, de Acción contra el Tabaco y por la Salud (ASH).
"Esto impedirá que el paquete sea utilizado para engañar al consumidor.
Esto le quitará su lado glamuroso", agregó.
AFP