El once ideal del FifaGate

Antes de sumergirnos en la intrascendencia de la Copa América rescatemos a los mejores jugadores del último mega evento organizado por la FIFA: su autodestrucción.

Actualizado: 15 de Junio de 2015 | Por: Darwin y El Yape

El once ideal del FifaGate

Joseph Blatter

JOSEPH BLATTER

Como N°1 de la FIFA recaen sobre él todos los cuestionamientos, pero aún así todavía no hay pruebas concretas en su contra.
Aprendiz de Havelange, vino a dar por tierra con el mito de la corrección suiza, demostrando que los suizos lo mismo te sacan un Federer, un chocolate en rama, una navaja con todo tipo de boludeces adentro, o un viejo tan terraja y mafioso como si su origen fuera italiano.
Le dio a su sobrino la empresa encargada de vender los derechos televisivos y retransmisiones de la FIFA, pero por las dudas de que eso no funcionara el botija se metió en otra empresa que andaba en el saludable negocio de la reventa de entradas, cuyo director, el británico Raymond Whelan, fue arrestado durante el Mundial de Brasil después de varias escuchas telefónicas de conversaciones con el franco-argelino Mahamadou Fofana, que incriminaban a ambos en el negocio de la reventa. Lo dicho: la terrajada no tiene nacionalidad.
Fomentó el ingreso indiscriminado de países a la FIFA para perpetuarse en el poder con sus votos, pero de esas federaciones salieron algunos de los terrajas que incendiaron la FIFA.
Hoy se ampara en la duda de si es un viejo pillo que cuidó hasta el último detalle para quedar limpio o si es un viejo despistado al que se le metieron en la casa, se la desvalijaron, le grafitearon las paredes y le mearon la tablet que le dio Tabaré. Todos sabemos que es la primera de las opciones, pero sus abogados creen honestamente que es la segunda.

Hizo una elección cagándose en la opinión pública, la ganó y renunció a los tres días, cagándose a su vez en la elección que había hecho y los alcahuetes que lo votaron. Dicen que se presentó solo para molestar a su enemigo Michel Platini, que le había pedido que no se postulara porque “la corrupción está profundamente arraigada a la FIFA”. Blatter respondió: “Largá la fondue porque la papada está profundamente arraigada a tu cara”.

JACK WARNER

El ex vicepresidente de la FIFA y expresidente de la CONCACAF tiene todo lo que un líder caribeño tiene que tener: corrupción, populismo, megalomanía, paranoia, una botella de ron, un arma (seguro que tiene un arma) y más corrupción. Y todo concentrado en una persona, es como un jugo Caribeño del Caribe.

CHUCK BLAZER

El topo. El gordo fiestero e impresentable al que apretó el FBI y terminó grabando a sus compinches.

Llama la atención que una organización criminal tan intrincada y poderosa caiga de la mano de su integrante más idiota, es como si Cotugno hubiera hecho caer a la Iglesia Católica.

EUGENIO FIGUEREDO

El FBI lo acusa de obstrucción de la justicia, fraude, lavado de dinero y de mentir en su solicitud de ciudadanía y en su declaración de impuestos.
Esa es la de arena. Pero reconozcámosle a Eugenio la de cal: nos regaló el día más autocomplaciente de nuestra historia, cuando a todos los uruguayos se nos dibujó una sonrisa de crá y cualquier conversación derivaba en “¡Yo te la canté! Figueredo siempre estuvo en la joda, ta todo digitado en la FIFA, todo arreglo, todo jueces comprados, todo cabezas de series, todo bolas frías, todo contra Suárez. Yo nunca me comí ese cuento. Dame dos sobres de figuritas de la Copa América que si no mi hijo no me habla”.

Consiguió la ciudadanía estadounidense diciendo que trabajaba en un negocio de piedras decorativas y que padecía demencia severa, lo que viene a ser lo mismo. Más allá del engaño, la ciudadanía se justifica: Figueredo encarna lo que más admiran los yanquis: el Self-made man (término anglosajón para designar al que llegó desde abajo, que tiene boliche -self es hacerse de abajo, made es boliche y man es hombre-).

Comenzó como lateral derecho de Huracán Buceo y terminó en una cárcel suiza. Eso solo ya es un ascenso vertiginoso, pero entre medio fue presidente de la AUF, de la CONMEBOL y vicepresidente de la FIFA. Y pensar que en Huracán Buceo creían que el Araña Badell era un lateral con proyección, ¡esto es proyección!

NICOLÁS LEOZ

Se lo investiga por fraude, conspiración para concebir planes para estafar a través de la televisación de partidos de fútbol y por la extinción de un árbol amazónico, el único que produce el color de tinta que usan él y Figueredo.

Está bajo arresto domiciliario y pesa sobre él un pedido de extradición, pero en Paraguay le dan la misma importancia a los pedidos de extradición que Chilavert a la nutricionista, Lugo a la profilaxis y el Partido Colorado a la democracia (el Partido Colorado de allá, al de acá hay que reconocerle que lleva bastante sin apoyar un golpe).

Desde su mansión en Asunción demuestra que siempre fue más inteligente que Figueredo.

JULIO HUMBERTO GRONDONA

El único que supo cuándo dar un paso al costado. Desde su tumba en el Cementerio de Avellaneda demuestra que siempre fue más inteligente que Leoz y que Figueredo.

EL PRÍNCIPE ALÍ

La Tormenta del Desierto. El cambio Real. La primavera árabe pero con final feliz, no con Estado Islámico cortando cabezas como melones y tirando trolos al vacío.

Solo un Príncipe puede sacudir una institución conservadora de personas que se abrazan al poder hasta morir. Ya lo dijo Nostradamus: vendrá un Príncipe y dará vuelta el mundo. Y para nosotros el el fútbol es el mundo, y si cambia el fútbol da vuelta el mundo. El viejo de mierda ladrón de Nostradamus debía estar hablando de Alí, si no es Alí, es que nos cagó a todos nomás con la profecía.

DIEGO ARMANDO MARADONA

Exfutbolista rebelde, actual odalisca que baila alrededor del Príncipe Alí.

Dentro de su cabeza se desarrolla el flipper más lento de la historia. Si uno tiene la paciencia necesaria para seguirle el hilo, después de media hora va descubrir cómo en una sola frase esa pelotita pasó lenta pero abruptamente por la corrupción de la FIFA, la traición del Kun Agüero, la ilusión que trae el Príncipe Alí, la traición de Tinelli, lo lúcido que está Fidel, la traición de Bilardo, la Patria Grande, la mansión que se compró en Dubai, las patadas en el culo que le va a pegar a todos en la FIFA cuando entren con el Príncipe, la traición del Kun... ahí se taró el flipper.

ALEJANDRO BURZACO

Si bien terminó entregándose a la justicia en Italia, el ejecutivo de TyC fue el único que verdaderamente logró hacerle daño al sistema.

El gerente del hotel Baur au Lac, donde se llevó a cabo el operativo que detuvo a los dirigentes de la FIFA, exigió que la redada se realizara a las 6 de la mañana para ahorrarse los desayunos: “El que no tiene problemas en desviar sumas millonarias a sus bolsillos no va a tener problemas en desviar toda la mesa de dulces a sus bolsillos” le habría dicho a la policía suiza.

Sin embargo Burzaco se despertó antes, vio todo el operativo mientras se bajaba una jarra de yogur y se fue caminando del hotel con los bolsillos llenos.

Seis días después se entregó en Italia mientras se comía el último strudel.

ALEJANDRO FANTINO

Enardecido conductor televisivo que tomó el FIFAGATE como algo personal, como si él mismo los hubiera volteado gracias a sus denuncias en Animales Sueltos, un programa con changos argentinos, periodistas deportivos, el Coco Silly (que está inflado de peronismo, es como una gran pamplona peronista con el pelo engelado), y entrevistados de lujo. Sufrió el efecto Catusa Silva, que hasta el día de hoy se cree que fue él el que volteó la dictadura con Araca la Cana.

WILMAR VALDÉZ

El hombre sin atributos. Es lo opuesto a Figueredo: mientras éste creció en base a su habilidad natural para manejarse en los oscuros recovecos del poder y se hundió en el lodo más nauseabundo para llegar a la cima, Wilmar pasó de presidente de Rentistas a vicepresidente de la CONMEBOL sin darse cuenta.

Es probable que de acá a fin de año llegue Presidente de la FIFA o incluso a Amo del Universo, si es que ya no lo es.

MENCIÓN ESPECIAL: LA LIGA URUGUAYA DE LA JUSTICIA

Hace un año los habían tildado de locos y mandaderos. Hoy pueden decir que se echaron el gran polvo moral de todo el FIFAGATE: los siete clubes uruguayos que presentaron en 2014 la denuncia contra la CONMEBOL.
Esas siete instituciones de vanguardia (El Tanque, Miramar, Cerro Largo y no hay necesidad de nombrar al resto, está claro que entre todas no suman 2000 hinchas) que no dudaron en denunciar a “Una organización criminal que viene lucrando y perjudicando a las federaciones, los clubes y los jugadores, a través de la comercialización de los derechos de televisación, la publicidad y los patrocinios” de la mano de Tenfield, que es todo eso pero es nuestro.