ARU ve al sector “estancado o en retroceso”

“Vemos con preocupación que varios indicadores de producción, que habían evolucionado de forma positiva en los últimos años, se encuentran estancados o en retroceso”, dijo Ricardo Reilly, presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), en su discurso de cierre de la Exposición Rural del Prado.

Actualizado: 18 de Setiembre de 2016 | Por: Redacción 180

ARU ve al sector “estancado o en retroceso”

Ricardo Reilly (Adhoc ©Javier Calvelo)

En su último discurso como presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Ricardo Reilly dijo que algunos de los factores que afectan a la rentabilidad de la producción nacional son la caída de los precios internacionales, los altos costos de producción (“que se tornan cada día más estructurales”) y el atraso cambiario creciente.

Sobre el sector lechero, dijo que atraviesa una realidad “dramática”, porque “los tambos están produciendo a pérdida”. Añadió que “cada vez hay menos tambos y vacas lecheras, y menos litros de leche producida que ingresa a las plantas diariamente”.

También se refirió a la agricultura, diciendo que “el área a sembrarse de soja será la más baja de los últimos ocho años” y que la producción del cultivo durante la última cosecha fue 30% menor a la zafra anterior. Enumeró otras dificultades del sector como los precios bajos, los problemas de calidad por complicaciones climáticas y el aumento de los costos adicionales que acarreó que se debió secar el 90% de la soja. Agregó, además, que el arroz, “que ha alcanzado una productividad récord a nivel mundial, (…) se ve condicionado año tras año en su viabilidad económica”.

“El 80% de nuestras exportaciones de bienes, son de origen agropecuario, y el 65% de las industrias son agroindustrias. Cada dólar que genera el campo se multiplica por 6 en la economía nacional,  generando más de 200.000 puestos de trabajo. Así es que contribuir a generar consciencia agropecuaria dentro de nuestra sociedad, es una tarea que nos compete a todos”, comentó Reilly.

Motivos políticos

Reilly también se refirió a hechos de la coyuntura política que afectaron al sector rural. Dijo que el precio del gas oil fue un “factor determinante en la caída de la rentabilidad del negocio agrícola” y que “cada vez que cargamos combustible, los uruguayos estamos cubriendo las tremendas pérdidas registradas por Ancap en los últimos años, que terminaron en una capitalización millonaria de la principal empresa estatal de carácter monopólico”.

También, definió al aumento a los impuestos a la tierra como “determinante en esta coyuntura adversa para la producción”.

“El concepto central de la Reforma Tributaria del año 2007 no fue respetado, y así es que actualmente, la acumulación de impuestos ciegos que no responden a la renta del negocio,  representan más de la mitad de los gravámenes que paga el sector, desestimulando la inversión productiva y por lo tanto afectando la generación de puestos de trabajo en todo el país”, comentó Reilly.

Dijo que en su momento, la ARU advirtió contra “aquel invento del ICIR” pero “la ideología primó sobre la sensatez y el pragmatismo”.

Reilly también mencionó que “la falta de inversión del Estado en infraestructura vial hace que nos encontremos con rutas en estado calamitoso, caminos vecinales intransitables, puentes deteriorados y zonas del país al borde del colapso logístico”.

A su vez, hizo una equivalencia entre el déficit fiscal actual y la exportación anual de carne bovina, diciendo que la deuda es prácticamente una vez y un tercio el monto de dicho rubro de exportación, o lo equivalente a cinco zafras y media de producción de arroz, o dos años de exportaciones de soja, o cuatro años de exportaciones totales de lácteos.

Más adelante, Reilly reconoció que el Ministerio de Ganadería había llevado adelante iniciativas que “mejoras sustancialmente la Ley de Abigeato”, pero pidió “especial atención” ante las jaurías de perros sueltos que atacan a los animales en zonas rurales, y de los cuales “nadie se hace responsable”.

En su discurso, el presidente de la ARU repasó que en 2016, Uruguay fue sede de congreso mundiales de las razas Hereford y Shorthorn, y en breve, también lo será de Aberdeen Angus y Merino Australiano. También, se espera para este año el Congreso de la Federación Latinoamericana de Apicultura y el Congreso Mundial de la Carne.

Antes de finalizar, Reilly remarcó que se sentía “emocionado y a la vez agradecido” por haber podido presidir a “esta gremial con tanta historia”. Reilly estuvo dos años en el cargo y será sucedido por Pablo Zerbino.