Cabify trabajará bajo regulación porque ahí se siente “cómodo”

El director de operaciones de la empresa Cabify en Uruguay, Manuel Gros, dijo que empezarán a trabajar con remises habilitados y no harán nada por fuera de la regulación.

Actualizado: 04 de Noviembre de 2016 | Por: Redacción 180

Cabify trabajará bajo regulación porque ahí se siente “cómodo”

(Foto: Difusión Cabify)

El jueves 10 comenzará a funcionar en Uruguay la aplicación de vehículos Cabify, en la cual se pueden solicitar remises a través de un smarthphone o en su sitio web.

El director de operaciones de la empresa en Uruguay, Manuel Gros, dijo que empiezan con una categoría light, compuesta por vehículos de calidad intermedia que son remises habilitados. “Nos caracterizamos por adaptarnos a la normativa local en los países en los que operamos, no vamos con un paquete pre armado. Conversamos con autoridades, usuarios, profesionales de medios de transportes existentes y ahí armamos una solución para ciudad en la que estamos. Acá, analizando el mercado, fue que decidimos ir por los remises. Es excluyente en esta etapa tener habilitación patente de remise”, explicó.

En Montevideo hay un poco más de 300 conductores de remise habilitados. “Somos conscientes de que es limitado, pero lo hacemos porque apuntamos a un crecimiento natural y regulado”, dijo.

Gros sostuvo que Cabify no hará nada por fuera de la regulación. “Nosotros nos hemos comunicado con diferentes autoridades, les hicimos saber nuestras inquietudes. Es parte de nuestra visión estratégica trabajar por una regulación y es en el terreno legal donde nos sentimos cómodos. En Madrid, durante mucho tiempo estuvimos con muy pocos coches, no éramos líderes por trabajar dentro de la regulación. En el momento en que había una zona gris, Cabify decidió operar en la legalidad y en el momento en que se modificó la normativa nosotros estábamos en otro terreno. Nosotros vamos a dar un servicio con particulares cuando esté la legislación”, afirmó.

En el proyecto de ley que envió el Poder Ejecutivo para regular las nuevas formas de transporte como Uber, EasyGo o Cabify se los considera igual que los servicios de transporte tradicionales. Gros dijo que no están de acuerdo con esta visión.

“En ese sentido tenemos alguna discrepancia técnica, nos parece bien que se legisle y que se sancione a quienes trabajan por fuera de la ley y que se haga va a ser importante para que todo funcione. Pero la equivalencia funcional hay que analizarla bien, nosotros no somos el prestador final del servicio, somos un intermediario tecnológico y en ese sentido no está bien calificarlo como el prestador final y exigirle lo mismo que a un remise o un taxi. Nosotros somos un intermediario, somos los que conectan al usuario con el prestador del servicio de transporte. En algunos países somos considerados así, pero en otros tuvimos que ajustarnos a la legislación como prestadores del servicio”, explicó.

Gros reconoció que desde el gobierno es esa la visión, pero aclaró que Cabify presentó sus alegatos en las reuniones. “Estamos de acuerdo en que hay que controlar y sancionar a los que están por fuera de la ley, pero para que eso pase las diferentes intendencias tienen que dar la posibilidad de que quienes ingresar a trabajar en este tema paguen los impuestos que pagan quienes trabajan en estos medios de transporte para que sea justo para todo el mercado y mejore la calidad del servicio”, señaló.

 

 

Noticias relacionadas