Vade retro nuevouruguayo

Se acabó el glam sudamericano, no más brillantina y lentejuelas de la COMENBOL hasta marzo. Nada de bien producidos spots de marcas prestigiosas con jugadores de la selección como protagonistas ni promociones para viajar a ver al team oriental. Ahora nos toca sentirnos como ese rumano que en 1988 viajaba por un par de semanas a París y debía retornar a la Bucarest de Ceaucescu, gris, desgastada, a punto de derrumbarse: se fueron las Eliminatorias y solo nos queda el Uruguayo Especial 2016*.

Actualizado: 21 de Noviembre de 2016 | Por: Gomez

Vade retro nuevouruguayo

Pablo Vignali / adhocFotos

Vuelven las canchas sarnosas, las tribunas despobladas, los escenarios menores en peligro de derrumbe, los carteles descascarados, el fútbol rústico, las polémicas arbitrales y los incidentes fuera del campo de juego. Hasta el mismo encontronazo con el sistema capitalista local es un shock: publicidades que parecen filmadas en 1993 (con suerte) y jingles como sacados de los 70 (ojo, para un servidor, hermoso todo esto). En general, el estado actual de la infraestructura edilicia e institucional del fútbol uruguayo, podríamos afirmar, está cimentada sobre la pura desidia.

Pero rescatemos lo positivo de este duro momento de retorno a la realidad, como si un poderoso alucinógeno hubiera cesado su efecto. Es positivo en cuanto que aquellos compatriotas que podrían ser señalados de estar infectados de esa pandemia llamada nuevouruguayismo tiendan un cable a tierra. No quiero parecer reduccionista, ni fascistoide, pero estos nuevouruguayos son los culpables de las atajadas de Bravo, del cabezazo de Vargas y de los dos goles de Alexis, entre otros pecados. Es el karma. Además, vos nuevouruguayo, que te pensás que Chile es clásico, no, no lo es, no están a nuestra altura histórica. Date cuenta, ¡buscá en la Wikipedia en la sección palmarés de cada selección te lo suplico! Y por tu culpa, porque te creías que a los chilenos se les gana fácil, perdimos. Sí, ¡todo tu culpa! Ni de Muslera descuidando un palo en una ocasión, ni despejando mal en otra, ni tampoco de nuestros zagueros, que en vez de marcar a Vargas probablemente pensaban en luchar por alguna noble causa de los futbolistas descamisetados, o en bandas elásticas para el rodete en el caso de Gastón Silva.

Y quiero que las próximas palabras las leas para que te cures, nuevouruguayo. Ya basta, hermano. Esto es una hipnosis uruguayatriste, o sea uruguaya. Luego de leerla no recordarás estas palabras, ah no. Solo te sentirás uruguayo a secas, sin la supuesta novedad. Uno, dos, tres...

Estamos segundos en la eliminatoria, pero igual ta brava la cosa eh. Se oscurece el panorama de Uruguay. 23 puntos, sí, pero un par de traspiés y Perú nos pasa eh, ah sí, sí. Acúsenme de pesimista, yo me defenderé definiéndome realista. En marzo Brasil de local, pero sin Suárez y Muslera se complica. Ah, de eso estoy seguro, nos comemos cuatro con los brasileros. Y vos nuevouruguayo, que vas a gastar 10.000 pesos en entradas para sacarte selfies e insultar a Neymar, te vas a ir con la bolsa llena de goles. Vas a ver... Ta brava la cosa... Hay que ir sacando la calculadora...

Si llegamos a Rusia, si llegamos eh, va a ser solo luego de un sufrido repechaje con Islas Salomón, eh. Está complicada la cosa, amargo el mate, esto no es energy drink, nuevouruguayo, acá el trago es amargo. Complicada la clasificación de Uruguay. Dejó de sonar el holding de cumbia cheta Márama-Rombai y ahora gira en una vitrola un disco de Fernando Cabrera. Las luces del shopping se apagaron y te das cuenta de que estás en una galería del centro, nuevouruguayo. Le quitaste el velo a la novia y te enterás que era Alberto Curiel, nuevouruguayo. Viene de nalgas, ta jodido el panorama...

Además, nuevouruguayo, el fútbol está en conflicto. Los jugadores se han sublevado y quieren lo que les corresponde, para alegría de ellos (y de Azabache, que podría fácilmente triplicar sus ganancias). Paro de jugadores, conflicto, huelga general, se acabó tu sueño neoliberal hiperconsumista y desideologizado, nuevouruguayo. Es así, vuelve el fútbol uruguayo como liderado por Irma Leites. Así de especial como es, pero igual lo vas a querer. Vas a terminar suplicando con voz trémula: "quiero más Especial 2016, por favor. Algún extracto de Rampla-Sudamérica, las mejores patadas de la fecha, los goles de la 2° B Amateur o un compilado de Pasión, por favor, lo suplico...".

* A ver si en inglés tiene más onda... "Uruguayan Special 2016". No, la verdad que no, aunque tenga nombre de marihuana californiana. En todo caso es absolutamente lo contrario en tanto a afectos producidos sobre la psique humana: depresión, ansiedad, hastío, pánico paranoide disparado por la voz de JC, etc.