Aldo La Marca

0800-Zizou

Puede no gustar cómo, pero este Real Madrid, el de Zinedine Zidane, consigue resultados. Van 33 partidos sin perder y contando.

Actualizado: 06 de Diciembre de 2016 | Por: Aldo La Marca

0800-Zizou

Zinedine Zidane (JAVIER SORIANO / AFP)

Transcurría el primer semestre de la temporada 2015-16. Florentino Pérez había despedido a Carlo Ancelotti meses antes para reemplazarlo por Rafael Benítez. El Madrid había perdido la Champions en semifinales y desechado la liga luego de 16 fechas como puntero la campaña anterior. Esto, sumado a otras decisiones deportivas, pusieron al presidente del club blanco contra las cuerdas. “Florentino dimisión” comenzó a resonar en el Bernabéu y en la opinión pública. Jugándose una última carta, una que tenía bajo la manga, marcó 0800-Zizou. De ahí en más, el panorama cambió.

Zidane está coronando un 2016 de ensueño, y puede cerrarlo con broche de oro: el Mundial de Clubes. El pasado 4 de enero fue presentado como entrenador de uno de los clubes más importantes del mundo. Su única experiencia como director técnico era año y medio con el Real Madrid Castilla. Fue asistente de Ancelotti el año que consiguieron la Décima.

Recibió al equipo tercero en liga, sobre la jornada 19, y terminó segundo a un punto del Barcelona. Derrotó a su eterno rival en el Camp Nou en el primer clásico que dirigió, a diferencia de Benítez que lo perdió 4-0 en el Bernabéu, con baile incluido. Ganó la Undécima, en una Champions en la que los sorteos fueron benévolos con el equipo merengue, y en la que volvió a despojar al Atlético de Madrid de su sueño. Quedó campeón de la Supercopa de Europa tras derrotar al Sevilla. Hoy es puntero de la Liga, con seis puntos de ventaja sobre el Barça, con una solidez de líder que no se le veía al Madrid en mucho tiempo. No gana cómodo, pero gana. El empate en el clásico del pasado sábado, en el que apareció Sergio Ramos –como siempre– sobre la hora, son de esos que pueden valer un campeonato. Hay que destacar también la goleada por 3-0 sobre el Atlético en el derby en el Vicente Calderón hace dos semanas.

El cambio más importante y notorio desde su llegada es el equilibrio en el vestuario. Benítez buscó la confrontación con los pesos pesados y así le fue. Zizou sabía que el primer paso tenía que ser con el pie derecho, y eso implicaba buscar el entendimiento con los jugadores, respetar las jerarquías dentro del plantel y, los más importante, unir.

Desde lo futbolístico no es el Madrid más vistoso de los últimos años. Muchos esperan que brille de acuerdo al plantel que tiene, pero consigue resultados que en otras ocasiones se le escapaban. Logró consolidar un equipo solidario, en el que los jugadores de ataque colaboran en la faceta defensiva. También se nota la intención constante de salir jugando por abajo. Casemiro se convirtió en el eje de su once. Recuperó al mejor Bale, quien estará ausente hasta abril. Le ha dado peso a Kovacic, Lucas Vázquez, Varane y Nacho tras las lesiones de jugadores principales en distintos momentos, y estos le han respondido de manera fantástica. Lo contrario ocurre con James Rodríguez. Cada vez es más evidente que no cuenta con la confianza del técnico, quien prefiere a Isco y Asensio por encima del colombiano. Adversidades no le han faltado al técnico francés.

Con menos de doce meses en el cargo, Zidane ya busca su tercer título y la etiqueta de campeón del mundo. El Madrid no gana la liga española desde 2012, con Mourinho en el banco; título que se convirtió en prioridad recientemente en el seno del club. Además, superó la marca de Ancelotti de 32 partidos sin conocer la derrota con el Madrid, y se encuentra a una no-derrota de igualar el récord de Leo Beenhakker en 1989. Como cereza al postre, está en la terna, junto con Claudio Ranieri y Fernando Santos, por el premio The Best de FIFA al mejor técnico del año.

Y algunos todavía opinan que este presente del Real Madrid es suerte.

Para más: concomba.wordpress.com