Senado aprobó levantar el secreto bancario

El Senado aprobó el proyecto de ley que termina con el secreto bancario en Uruguay. Parte de la oposición criticó que "va contra el derecho a la intimidad".

Actualizado: 30 de Diciembre de 2016 | Por: Redacción 180

Senado aprobó levantar el secreto bancario

adhoc©Ricardo Antunez

La Cámara de Senadores votó afirmativamente el proyecto de ley por el que se establecen normas de convergencia con los estándares internacionales en Transparencia Fiscal Internacional, Prevención del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo.

El senador frenteamplista Rafael Michelini explicó que "lo que se quiere es tener mayor transparencia" sobre "quienes tienen recursos y dinero". Tiene dos fines específicos: que se paguen los impuestos correspondientes ("porque eso significa más escuelas, más liceos, más seguridad, más salud, mejor calidad de vida para la gente" y prevenir "el lavado de dinero, el tráfico de drogas, de mujeres, de órganos".

"Todo eso es un elemento que este aspecto de transparencia fiscal de alguna manera también traba", señaló.

"Está muy bien que estemos atentos al tema de la privacidad de las personas, pero hay que hacer un equilibrio, es como las cámaras en las avenidas: por un lado hace a la privacidad de las personas y por otro lado termina con la impunidad de los delincuentes", agregó el legislador.

José Amorín, del Partido Colorado, dijo que "esta ley es una ley puesta por la OCDE, este club de países ricos que desde 2008 tienen dificultades en rescatar rentas en sus países y empiezan a rescatar en el mundo".

"A Uruguay lo han presionado (...) y el gobierno nos trata de convencer de que esto es una cosa fantástica", expresó.

"Es cierto que el gobierno ha aprovechado esta oportunidad para hacer que todas las entidades financieras de Uruguay le tengan que informar a la DGI los depósitos de todos los uruguayos. Eso no lo pide la OCDE, eso lo pide el gobierno para controlar más a los uruguayos, para hacer estas expediciones de pesca de ver qué uruguayo puede tener algún peso más del que debe. Esto va contra el derecho a la intimidad. Nos parece bueno que la Impositiva tenga herramientas, ya las tiene, esto excede todo", afirmó.

El proyecto fue aprobado con los votos del Frente Amplio, el Partido Independiente y Alianza Nacional.

La ley

Con esta nueva norma impulsada por el Ejecutivo las instituciones bancarias deberán informar a la Dirección General Impositiva (DGI) todos los saldos en cuenta al 31 de diciembre de cada año y las rentas financieras acreditadas en la cuenta durante el año.

Sin embargo, no se comunicarán las operaciones individuales de ingresos o retiros durante el año.

En los dos primeros artículos se obliga a que las entidades financieras residentes en el país y las sucursales de no residentes suministren a la DGI “toda la información relativa a saldos y rentas al cierre del año civil, de las cuentas debidamente identificadas mantenidas por personas físicas, jurídicas u otras entidades que configuren residencia fiscal en otro país o jurisdicción”.

También se consideran cuentas financieras los títulos de deuda o la participación en el capital de fideicomisos, fondos de inversión y las entidades que realicen actividad de custodia o de inversión por cuenta de terceros, aún cuando no estén bajo supervisión del BCU.

Las cuentas en entidades financieras que se encuentren en el exterior del país quedan excluidas de la disposición.

La omisión de informar de las entidades financieras puede ser sancionada con una multa de quinientas hasta mil veces el valor máximo de sanción establecido por el artículo 95 del Código Tributario, unos 200.000 pesos.

Noticias relacionadas