Trump rechaza “mentiroso” dossier ruso que lo compromete

Furioso, el presidente electo Donald Trump rechazó por "mentiroso" un dossier sobre sus relaciones con Rusia y con detalles personales lujuriosos de un viaje a Moscú, que puede poner en jaque su presidencia.

Actualizado: 11 de Enero de 2017 | Por: Redacción 180

Trump rechaza “mentiroso” dossier ruso que lo compromete

AFP

Cuando faltan tan sólo nueve días para su llegada a la Casa Blanca, Trump es blanco de acusaciones no verificadas de lazos con el Kremlin para ganar la elección contra la demócrata Hillary Clinton y de que Rusia posee material sexual que podría comprometerlo y servir para chantajearlo.

"Son todas noticias falsas. Son cosas mentirosas. Nunca sucedió", dijo Trump en su primera conferencia de prensa como presidente electo, que se celebró en su Trump Tower y duró exactamente una hora.

"Un grupo de opositores se juntó, gente enferma, y produjeron esa basura", denunció.

Varios jefes de inteligencia se reunieron el viernes pasado con Trump y le entregaron un resumen de dos páginas sobre estas informaciones, potencialmente vergonzosas pero que no han sido verificadas, informaron CNN y The New York Times citando a funcionarios sin identificar familiarizados con el encuentro.

Trump acusó a las agencias de inteligencia de Estados Unidos de filtrar a la prensa el dossier completo de 35 páginas, que ha circulado en Washington durante semanas.

"Creo que es muy triste cuando informes de inteligencia se filtran a la prensa. Creo que es muy triste. Primero que nada, es ilegal", afirmó. "Es escandaloso".

Inmediatamente la Casa Blanca afirmó que sus críticas a la inteligencia estadounidense están "profundamente equivocadas".

Más temprano en Twitter Trump dijo ser víctima de "una caza de brujas" y preguntó: "¿Estamos viviendo en la Alemania nazi?". Negó tener negocios con Rusia o en Rusia.

El dossier

El resumen entregado a Trump -y al presidente saliente Barack Obama- se basa en 35 páginas de memos rusos fechados entre junio y diciembre de 2016.

Fue publicado en su totalidad únicamente por BuzzFeed, generando una fuerte polémica mediática porque no ha sido corroborado por ninguna fuente oficial.

"Es francamente indignante y altamente irresponsable para un blog de izquierda que fue abiertamente hostil a la campaña del presidente electo publicar informaciones muy lujuriosas y totalmente falsas en internet a solo días de que preste juramento", dijo el portavoz de Trump, Sean Spicer, en el inicio de la rueda de prensa.

Trump dijo asimismo que Buzzfeed es "una pila de basura fracasada" y advirtió que "sufrirá las consecuencias".

Un memo alude a la existencia de un video de carácter sexual filmado clandestinamente por los servicios rusos durante una visita a Moscú en 2013.

El documento, redactado por un exagente del contraespionaje británico considerado creíble por los servicios estadounidenses, menciona también a supuestos intercambios de informaciones durante varios años entre Trump y su entorno, y el Kremlin, en ambas direcciones.

Moscú rechazó categóricamente las acusaciones. 

"El Kremlin no tiene informes comprometedores sobre Trump", dijo el miércoles a la prensa el portavoz del presidente Vladimir Putin, Dimitry Peskov, quien afirmó que esas alegaciones pretenden "minar las relaciones bilaterales" entre Washington y Moscú. "Es una total falsedad", añadió.

Hackeo ruso

La inteligencia estadounidense concluyó tras la elección del 8 de noviembre que Moscú interfirió en la elección presidencial, pirateando los servidores de la campaña demócrata, para ayudar a Trump y contribuir a la derrota de Clinton.

Trump admitió que Moscú podría haber llevado a cabo ese hackeo. "Sobre el pirateo, creo que fue Rusia, pero también creo que hemos sido pirateados por otros países, otras personas", dijo.

No obstante, apuntó que "si a Putin le gusta Donald Trump, considero eso como una ventaja, no como un lastre, porque tenemos una relación horrible con Rusia".

En el Senado, el candidato de Trump para liderar el departamento de Estado, Rex Tillerson, considerado cercano a Putin, mostró cautela.

"Probablemente nunca seremos amigos" con Rusia, dijo el expresidente de ExxonMobil durante su audiencia de confirmación ante una comisión del Senado. "No tenemos los mismos valores".

"Mientras Rusia busca respeto y relevancia en la escena mundial, sus recientes actividades han faltado el respeto a los intereses estadounidenses", sostuvo Tillerson.

La tasa de aprobación de Trump se deteriora a medida que se acerca el 20 de enero, día en que asumirá el poder.

Según una encuesta de la Universidad de Quinnipiac, un 52% de sus votantes cree que Trump será un líder "no tan bueno" o "malo", y un 51% considera que está haciendo un mal trabajo como presidente electo.

El muro se pagará con impuestos a México

Donald Trump dijo que enseguida que asuma la presidencia comenzará a construir un muro con México para frenar la inmigración ilegal y anunció que el país vecino pagará por la obra de una manera u otra, posiblemente a través de impuestos.

"No es una cerca. Es un muro", precisó Trump en su primera conferencia de prensa en 167 días.

"No quiero esperar un año o un año y medio" a que finalicen mis negociaciones con México para empezarlo, añadió. "México pagará por él (...) sea a través de un impuesto o de un pago, es menos probable que sea un pago", indicó.

"Respeto al gobierno de México. Respeto al pueblo de México. Los amo. Mucha gente de México trabaja para mí. Son fenomenales. El gobierno es genial. No los culpo por lo que ha sucedido. No los culpo por tratar de sacar ventaja de Estados Unidos. Me gustaría que nuestros políticos fuesen tan astutos", sostuvo Trump.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto recibió a Trump en una polémica visita cuando éste aún era candidato a la Casa Blanca.

En el pasado, Trump también ha amenazado con intervenir las remesas que millones de trabajadores mexicanos envían desde Estados Unidos -uno de los mayores ingresos de México y sustento de numerosas familias- si México no paga la construcción del muro a lo largo de los 3.200 km de su frontera sur.

Trump lanzó la polémica idea del muro a inicios de su campaña, asegurando que su construcción costaría entre 8.000 y 12.000 millones de dólares, que serían reembolsados por el Estado mexicano.

El presidente electo ha acusado a los mexicanos de ser "violadores" y "narcotraficantes" y dijo que deportará a millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos, muchos de ellos mexicanos.

También mencionó a México en su conferencia de prensa de este miércoles al anunciar un "gran impuesto fronterizo" a las empresas estadounidenses que sean deslocalizadas al extranjero.

"Si usted quiere mudar su fábrica y por ejemplo la construirá en México y fabricará sus aires acondicionados o coches o lo que sea y lo venderá a través de una frontera muy, muy fuerte, no una frontera débil como es ahora -en realidad no tenemos frontera, es un colador agujereado- se equivocan. Van a pagar un gran impuesto fronterizo", advirtió Trump, quien llegará a la Casa Blanca en apenas nueve días.

Ford Motor Company, primera automotriz instalada en México en 1925, decidió recientemente cancelar la construcción de una planta en el norteño estado San Luis Potosí, con una inversión de 1.600 millones de dólares, tras recibir críticas de Trump.

La nueva planta en México hubiera creado unos 2.800 puestos de trabajo.

Trump amenazó la semana pasada con imponer "un alto impuesto fronterizo" a la compañía de automóviles estadounidense General Motors porque fabrica en México un modelo de Chevrolet -el Chevy Cruze- que luego vende en Estados Unidos libre de impuestos.

Tras los anuncios, el peso mexicano sigue retrocediendo frente al dólar ante la inminente llegada de Trump a la Casa Blanca.