Jimmy Kimmel, anfitrión de los Oscar, dio su versión del incidente

El comediante Jimmy Kimmel, que presentó la última edición de los premios Oscar, habló en su programa de la cadena ABC y contó cómo vivió el famoso incidente del premio a la mejor película.

Actualizado: 28 de Febrero de 2017 | Por: Redacción 180

Jimmy Kimmel, anfitrión de los Oscar, dio su versión del incidente

Jimmy Kimmel (KEVIN WINTER / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP)

Kimmel utilizó el monólogo con el que habitualmente comienza su programa, Jimmy Kimmel Live, en la cadena ABC, para referirse al confuso episodio de la entrega al premio a la mejor película en los Oscar.

El comediante dijo que estaba sentado junto a Matt Damon en las butacas del público cuando Warren Beatty y Faye Dunaway anunciaron que “La La Land” había ganado. Dijo que en ese momento “tenía sentido” que los productores de La La Land subieran a recibir el premio, ya que era una de las favoritas.

“El plan era que yo cerrara el show sentado entre la audiencia junto a Matt Damon. Notamos que el ambiente se había conmocionado y Matt me dijo: ‘creo que escuché al jefe de piso decir que nombraron mal al ganador’”, comentó Kimmel.

Agregó que en ese momento pensó que “el presentador subiría y arreglaría el problema” e inmediatamente se dio cuenta que eso le correspondía a él.

Caminó hacia el escenario y cuando llegó el productor de “La La Land” dijo al micrófono que la verdadera ganadora era “Moonlight”. “Mi primer instinto fue decirle que agarrara el Oscar y corriera”, relató Kimmel, que reconoció la enorme confusión que reinaba en la escena.

También se refirió a lo extraño de tener a los equipos de dos películas en el escenario simultáneamente. “Yo estaba parado ahí como un idiota, sintiéndome mal por estos tipos pero, a la vez, haciendo fuerza para no reírme”, añadió.

Kimmel continuó contando que el actor Denzel Washington le hacía gestos desde el público y le gritaba “¡Barry! ¡Barry!”, intentando señalarle que detrás suyo estaba el director de “Moonlight”, Barry Jenkins, para que Kimmel lo invitara a hablar en el micrófono. “Gracias a Dios que Denzel estaba ahí para ponerle sentido a todo”, contó.

Luego de darle cierre a la ceremonia, Kimmel dijo que la gente le preguntaba si había hecho alguna broma, lo que negó rotundamente.

“No fue culpa de Warren Beatty, y Faye Dunaway hizo una gran escapada, leyó mal el nombre y se fugó, no quería ser parte de eso”, bromeó.

“Me pasé el resto de la noche contestando preguntas sobre qué había pasado. Fue toda una nochecita”, finalizó diciendo Kimmel.