La ley de tarjetas que se archivó vuelve a las dos cámaras del Parlamento

El proyecto de ley que regulaba el mercado de tarjetas de crédito y débito –aprobado en Diputados en 2011 y luego archivado en el Senado– será presentado de nuevo por un legislador oficialista. Dos años antes, lo había hecho el opositor Daniel Peña. Las iniciativas son casi similares y ponen de nuevo a discusión una idea que el gobierno había desestimado.

Actualizado: 14 de Marzo de 2017 | Por: Emiliano Zecca

La ley de tarjetas que se archivó vuelve a las dos cámaras del Parlamento

Flickr.com/armydre2008 (Todos los derechos reservados)

En 2011, los diputados Gonzalo Mujica (en ese momento legislador del Frente Amplio) y Daniel Peña del Partido de la Gente (en ese momento en el Partido Nacional) presentaron una ley para regular el mercado de tarjetas de crédito y débito. Una ley que tenía más de 40 artículos y contemplaba derechos y obligaciones de usuarios, comerciantes y emisores. La ley se aprobó con 98 votos de 99 legisladores, solo el Partido Independiente no la votó. En 2013, el actual ministro de Economía, Danilo Astori, le dijo a No Toquen Nada que creía importante su aprobación y que debía ser “rápidamente”, pero eso no pasó.

Leonardo De León, legislador de la lista 711, decidió “retomar” ese proyecto y va a presentarlo en Cámara de Senadores, aunque hace dos años, Peña lo había hecho también en Diputados. Ambos textos tienen pequeñas modificaciones.

“Le estamos agregando algunos aspectos, no solo hablamos de tarjeta de crédito y débito, hablamos de otros instrumentos de dinero electrónico. Vimos que la inclusión financiera empezó a tener dificultades, todos íbamos a un proceso de bancarización y empezaron a aparecer inequidades con las tarjetas. Creemos que necesitaba regularse porque lo trabajamos con nuestros asesores, intentamos desarchivar el proyecto aprobado en Diputados, no pudimos por los tiempos, y hago el reconocimiento de que esto ya fue planteado por dos legisladores, pero pienso que el tema trasciende partidos y lo importante es lograr un acuerdo para avanzar porque en definitiva es un beneficio para en consumidor y para que no exista la inequidad para las grandes superficies frente a comercios pequeños”, dijo De León a 180.

Esta nueva propuesta del legislador frenteamplista propone topear en 0,5% los aranceles en débito y 1,5% en crédito. El gobierno logró bajarlos en el entorno del 4% en crédito y 2% en débito, dependiendo del caso, a través de un acuerdo con los bancos. 

De León sostuvo que actualmente hay comercios pequeños que pagan hasta 6% de aranceles y en el débito pasa lo mismo. “Estamos planteando buscar equidad, que no existan cláusulas abusivas ni distorsiones en precios a los consumidores”, dijo.

Los aranceles son un punto clave en las diferencias que existen entre el gobierno y los comerciantes, que se quejan del incumplimiento del acuerdo y de los costos por el uso de los plásticos. Este martes hubo una reunión entre el coordinador del programa de Inclusión Financiera, Martín Vallcorba, y la Cámara Empresarial de Maldonado por este tema y el gobierno pidió que le acerquen información con las situaciones irregulares, según supo 180.

El senador de la lista 711 sostuvo que en su momento era bueno regular los aranceles por un acuerdo, pero ahora es mejor hacerlo a través de una ley.

De León dijo que el proyecto va a ingresar en abril al Senado y ve “muchas posibilidades de que avance”. “Tuvimos una reunión con los compañeros de bancada y hay coincidencia en la importancia de esto, estuve conversando el tema con Daniel Peña y Gonzalo Mujica, he hablado con Pablo Mieres que planteó una iniciativa que regulaba la dispersión. Es una tema que trasciende y hace un corte transversal a los partidos políticos”, aseguró.

“No es una idea novedosa”

En junio de 2015, Peña volvió a presentar el proyecto que se archivó en 2011, con algunas modificaciones. Por ejemplo, dejó de lado la regulación de la dispersión de aranceles y planteó que se topen en 2% para crédito y 1% para débito.

Peña dijo a 180 que esa ley no avanzó porque el gobierno aseguró que los problemas que existían se iban a resolver con la ley de inclusión financiera, pero eso no pasó. “Los problemas aumentaron y por eso en 2015 resolvimos volver a presentarlo. Hoy sabemos la verdad, ese proyecto de ley se utilizó para amenazar a los bancos y llegar a una negociación, obviamente, se cargaron la ley y no la votaron”, sostuvo.

El acuerdo impulsado por el gobierno para bajar los aranceles logró un descenso y Peña lo reconoce. Pero aclara que al no existir regulación, los bancos “recuperaron lo que perdieron y ganaron más” con el seguro de vida obligatorio sobre el saldo que le pusieron a todos los usuarios.

“La ley refiere a los datos de los usuarios que son vendidos a terceras personas y no hay protección, regula la extensión a los hijos (tarjetas adicionales) que los hacen responsables de las deudas del titular, propone una regulación de los POS, que tienen como dueños a los bancos y no permiten que entren otros actores. Nosotros pretendemos que haya competidores por las terminales de POS, no puede ser que los dueños de las terminales de POS sean los mismos que los de las tarjetas y que el Estado fomente un negocio que está en mano de pocas personas que controlan el mercado”, afirmó Peña.

El legislador del Partido de la Gente dijo que no entienden por qué el gobierno presenta un proyecto de ley que ya estaba en la Cámara de Diputados y que se enteraron del tema a través de los comerciantes.

“Tenemos un contacto fluido con diferentes cámaras del interior del país, que están preocupados por el tema, y ellos nos anuncian que estaban contentos porque el gobierno les iba a hacer llegar un proyecto de ley para regular el tema. La sorpresa fue que era el mismo que nosotros les dimos hace mucho tiempo. Hubiera sido bueno que nos hubiesen llamado antes y les hubiéramos dicho que es el que presentamos en Diputados y que tiene siete años de trabajo. No es una idea novedosa, lo que se presenta es la copia exacta de lo que se presentó en Diputados. Vamos también a ser claros, si hay gente que se suma a la idea, valora el trabajo que se hizo y van a apoyar para que esto salga adelante, bienvenido. Acá necesitamos el apoyo del gobierno y que no se siga negociando por atrás con los bancos en contra de la gente y de los comerciantes”, afirmó.

 

Noticias relacionadas