Cantidad de diputadas coloca a Uruguay en el puesto 93 del mundo

Según estadísticas publicadas por la Unión Interparlamentaria y ONU Mujeres, Uruguay se encuentra en el puesto número 20 del mundo en cuanto a mujeres en cargos ministeriales pero cae al puesto 93 en el caso de mujeres parlamentarias.

Actualizado: 16 de Marzo de 2017 | Por: Redacción 180

Cantidad de diputadas coloca a Uruguay en el puesto 93 del mundo

(Adhoc ©Javier Calvelo)

El ranking parlamentario, lista a los países por el porcentaje de mujeres en la cámara baja o en la cámara única en los estados donde se dé esa característica. Uruguay está en el puesto 93, con un 20.2% de participación femenina en Diputados, 20 en 99 bancas.

En el Senado, hay un 29% de mujeres, nueve en 31 puestos.

El puesto 20 en el ranking ministerial refleja las  cinco mujeres presentes en al gabinete de 14 ministros de Tabaré Vázquez.

Los datos son tomados al 1 de enero de 2017.

En la consideración general, los responsables del ranking afirman que el mapa “muestra una leve reducción en el número de países con mujeres Jefas de Estado o de Gobierno en comparación con los datos del 2015 (de 19 a 17). Sin embargo, la información presentada muestra un leve aumento en el número de países con una mujer como Jefa de Estado o de Gobierno en comparación con la primera edición del mapa en el 2005 (de 8 a 17)”.

Agrega que el crecimiento de la representación de las mujeres en los parlamentos sigue siendo “lento”: de un 22.6% promedio en 2015 a un 23.3% en 2016.

 También creció levemente el número de mujeres ministras: de 730 en 2015 a 732 en 2016. La participación de las mujeres a nivel ministerial se encuentra actualmente en un 18.3%.

“Esta información muestra claramente una ausencia histórica de la voz de las mujeres”, dijo la directora ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, según el comunicado de prensa de ONU Mujeres.

“A lo largo del tiempo podemos ver que las proporciones globales de representación de las mujeres en política están avanzando positivamente, aunque ciertamente no lo suficientemente rápido. El estancamiento y los reveses son signos de alerta de la erosión de la igualdad, sobre los que debemos actuar rápidamente. El impulso para proteger los derechos de las mujeres y alcanzar la igualdad sustantiva dependerá de acciones conjuntas en los parlamentos, los gobiernos, la sociedad civil y las organizaciones internacionales. Esto deberá incluir la derogación o enmienda de las leyes discriminatorias existentes y el apoyo a todas las formas de representación de las mujeres, incluyendo los niveles más altos del gobierno”, agregó.