ISEF amplía cupos y mantiene idea de sorteo como filtro

Casi la mitad de los aspirantes de este año a la Licenciatura en Educación Física en Montevideo no ingresaron por falta de cupos, a pesar que en 2017 se agregaron 800 lugares. Desde la institución se busca seguir ampliando la capacidad para que ningún alumno quede sin estudiar la carrera, según dijo en No toquen nada Paola Dogliotti, directora del ISEF.

Actualizado: 26 de Marzo de 2017 | Por: Redacción 180

ISEF amplía cupos y mantiene idea de sorteo como filtro

Nuevo gimnasio del ISEF en Malvín Norte (Foto: universidad.edu.uy)

De los 1.398 aspirantes a ingresar al Instituto Superior de Educación Física (ISEF) de Montevideo en 2017, solo pudieron entrar 800, es decir el 57%.

La institución ha aumentado sus cupos de forma progresiva en los últimos años, sobre todo, desde 2014. Ese año entraban 400 estudiantes a la Licenciatura en Educación Física en todo el país, en 2015 lo hicieron 600, en 2016, 860, y “el gran salto es este año que están entrando 1.400 en todo el país, al tener un nuevo edificio en Montevideo que permitió agregar 800 estudiantes a la generación de ingreso”, según dijo en No toquen nada Paola Dogliotti, directora del ISEF.

La jerarca comentó que “la demanda aumentó al poner el énfasis en que cualquiera que termine bachillerato puede hacer la carrera, y que no hay una relación directa entre ser mejor atleta y ser mejor profesor de educación física”.

Desde 2015, el ISEF eliminó el examen práctico de ingreso y los alumnos ingresaron solamente por sorteo. En 2014, año en que se hizo la última prueba práctica, “fue muy fácil, todos la salvaron, no tenía sentido seguir haciendo una prueba”, de acuerdo a la directora.

Además, dijo que se veía que había una discriminación porque quienes tenían acceso a piscinas y podían entrenar tenían mayor posibilidad de aprobar ante otros que no podían hacerlo.

Se realizó también el examen de ingreso teórico de forma exclusiva pero para Dogliotti, “era solo para discriminar”.

“Consideramos que teníamos que dejar explícito que era la sociedad, el Estado, el gobierno quien tenía la responsabilidad y la culpa no podía estar más en el estudiante como antes cuando perdía y decía que no estudió lo suficiente. No, la culpa está en la sociedad que ha postergado la educación física muchos años, generando muy poco campo laboral, donde hay mucha gente trabajando sin tener el título”, comentó.

Dogliotti agregó que la eliminación de barreras de ingreso “va a permitir, de a poco, generar más gente recibida y generar una reglamentación de la profesión, que dé otro estatuto profesional al trabajo del cuerpo y del amplio campo de la educación física, el deporte y la recreación”.