A 100 años La Cumparsita, muestra fotográfica en el Parque Rodó

En celebración de los 100 años de la presentación de “La Cumparsita”, el Centro de Fotografía de la Intendencia de Montevideo inaugura la muestra: Becho y un tango, un amor que cumple 100 años.

Actualizado: 17 de Abril de 2017 | Por: Redacción 180

"Esta muestra descubre la vida pública y privada del autor del tango mas famoso. Su espíritu aventurero, sus amigos, sus gustos, y todo aquello que formaba parte de su mundo y su música", explican sus organizadores.

La inauguración será el miércoles 19 de abril a las 12.30 en la Fotogalería Parque Rodó.

La muestra estará vigente hasta el próximo 10 de julio.

La muestra

Que dos valijas llenas de objetos, documentos, fotografías, datos y recuerdos de Gerardo Matos Rodríguez ahora sean parte de un acervo histórico también es gracias a “La Cumparsita”, que está cumpliendo cien años de su estreno. 

El 19 de abril de 1917 la orquesta de Roberto Firpo presentó en el café La Giralda –espacio que actualmente ocupa el Palacio Salvo– “La Cumparsita”, obra icónica del tango, cuyo autor es el uruguayo Matos Rodríguez. 

“La Cumparsita” es reconocida por ser el tango emblemático y más difundido mundialmente. En el año 1998 fue declarada Himno Cultural y Popular de la República Oriental del Uruguay por el Parlamento; en 2009, la pieza fue incorporada a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco. 

El Archivo Matos Rodríguez es un amplio conjunto de materiales diversos que la familia ha confiado al Museo y Centro de Documentación de Agadu.

Esta muestra descubre la vida pública y privada del autor del tango más famoso. Su gran espíritu aventurero, sus amigos, sus gustos, sus casas y todo lo que formaba parte de su mundo y su música. Sus fotografías, tanto las que quiso que vieran los demás como las que formaban parte de su intimidad, son la confirmación de que Matos Rodríguez es un representante genuino de la historia del tango y del Uruguay de principios del siglo XX. Pero el mayor valor de este material radica en sentir que Becho sabía que después de haber compuesto “La Cumparsita” su destino era trascender.

Curaduría e investigación: Estela Magnone, Martín Borteiro y Regina Chiappara.