Jugadores cuestionan al MEC: “no estudió” pedido de intervención

Los jugadores que pidieron la intervención de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales cuestionaron el informe que les presentó la asesoría legal de Ministerio de Educación y Cultura. En su escrito dicen que el representante del MEC no estudió la documentación y que no entendió los planteos de la denuncia.

Actualizado: 21 de Abril de 2017 | Por: Redacción 180

Jugadores cuestionan al MEC: “no estudió” pedido de intervención

Javier Calvelo/ adhocFotos

Los jugadores pidieron la intervención de la Mutual el 13 de febrero en el Ministerio de Educación y Cultura (MEC).

El 29 de marzo el director de Asuntos Constitucionales, Legales y Registrales del MEC, Pablo Maqueira, entregó su visto, que ahora es cuestionado por los denunciantes. El objetivo del escrito presentado ahora por los jugadores es que la ministra revea los planteos de la asesoría legal antes de que se expida dentro de 20 días.

Asamblea con acta “en blanco”

En diciembre los asociados que presentaron la denuncia ante el MEC solicitaron que se haga una asamblea extraordinaria –en pleno conflicto con la directiva de la Mutual– para tratar de cambiar las autoridades.

Según el estatuto, la directiva tenía 30 días para convocarla. Ese plazo vencía el 9 de febrero y la asamblea se convocó para el 10 de febrero porque la Mutual se sumó a la convocatoria agregando puntos en el orden del día. El MEC interpretó esto como válido, pero los jugadores denunciantes cuestionaron esta afirmación.

En su respuesta los asociados citan un pasaje del estatuto donde se expresa que la asamblea extraordinaria puede ser convocada “a solicitud de 50 socios activos o con el voto conforme de 5 miembros de la directiva”.

“La o es una conjunción disyuntiva, lo que gramaticalmente significa que se utiliza para unir alternativas incompatibles. En este caso la convocatoria fue solicitada por un grupo de asociados, no existiendo la posibilidad de convocatoria conjunta”, explican.

Además, los denunciantes sostuvieron que el acta de la asamblea comprueba que la directiva de la Mutual sumó puntos al orden del día para desvirtuar la convocatoria original. “Basta observar el acta de dicha asamblea, la cual figura en blanco, incumpliendo la obligación de asentar lo acontecido y decidido en el Libro de Actas de Asambleas, impidiendo asimismo, el derecho de cualquier asociado a impugnar la misma”, agregan.

La pertinencia de la denuncia a Full Play

En su respuesta al MEC los jugadores que pidieron la intervención aclaran que no le cuestionan a la Mutual su potestad para hacer una denuncia penal como asociación civil. La referencia es a la denuncia que la Mutual presentó contra los dirigentes de la Conmebol impulsada por Francisco Casal y que con el procesamiento de Eugenio Figueredo por estafa y lavado de activos.

El cuestionamiento a la comisión directiva de la Mutual es porque pasó por encima de la asamblea de socios (órgano máximo y deliberativo) para hacer esta denuncia.

“Lo que logra la Mutual con la intervención judicial es que la empresa privada no pueda cumplir con un contrato que mantiene con la AUF. No permite a esta última a recibir el dinero correspondiente a un contrato, y debería ser aquella quien instaure la medidas que crea necesarias, sobre todo si se sospecha que el dinero proviene de lavado de activos. No le compete esto como cometido esencial al gremio de jugadores que están reunidos en una asociación sin fines de lucro. Lo que sí podría o debería, es alertar a la AUF de tal situación, pero no es la Mutual la persona jurídica a quien le corresponde entablar la demanda. Mucho menos justifica hacerlo sin el conocimiento y la anuencia de la asamblea de socios, órgano máximo de la asociación”, dice.

“Una cuestión como la de participar de un juicio a través de una traba de embargo, con las consecuencias que implica el poder ser objeto hoy o mañana según lo que falle la justicia, de una reclamación por daños y perjuicio, sin dudas requiera la aprobación de la asamblea de socios ya que hay posible afectación del patrimonio social”, agrega.

Para los denunciantes ante el MEC esto es una muestra de que la asesoría legal del ministerio no comprendió que la denuncia es sobre la Comisión Directiva por su accionar y no por su capacidad o no de hacer la denuncia. “Esto no hace más que evidenciar la liviandad con que se analizó la denuncia formulada (…) lo más grave es que de esta manera pierde total validez el informe, ya que su análisis está fuera del objeto de la denuncia”, sostienen.

Las irregularidades y Obdulio

Los denunciantes afirman que el libro de actas de la actuación de la Comisión Directiva de la Mutual no fue presentado todavía y cuestionan la ausencia total de controles al momento de recibir la documentación. “Esto nos permite concluir que existen razones para no exhibirlo”, dicen.

“Mayor fue nuestro asombro cuando concluimos que el Dr. Pablo Maqueira realizó su informe sin estudiar la documentación presentada, ya que resulta obvio que de haberlo hecho se hubiera percatado de la falta del mencionado libro”, expresan.

Además, los jugadores pidieron como parte de la intervención que se presenté el padrón actualizado de socios. El MEC hizo este pedido con datos “al día de la fecha” y luego de recibir la documentación dijo que no había problemas.

Sin embargo, los jugadores consideran que esta respuesta del MEC es “sorprendente, irregular y alarmante”, ya que entre los nombres aparecen hasta los campeones del 50 fallecidos.

“Nos bastó constatar que en la documentación agregada por los denunciado, el padrón correspondiente a los socios honorarios se encontraba actualizado al 29 de julio de 2015, donde además figuran varias personalidades fallecidas como por ejemplo los señores Julio César Abbadie, Alcides Ghiggia, Roque Maspoli, Omar Migues y Obdulio Varela, entre otros”, aseguran.