“Información objetiva” contra la polifarmacia y la automedicación

La Administración de Servicios de Salud del Estado emitió un boletín de fármacos y farmacovigilancia para que los profesionales de la salud dispongan de información objetiva sobre el uso de medicamentos.

Actualizado: 26 de Abril de 2017 | Por: Redacción 180

“Información objetiva” contra la polifarmacia y la automedicación

Adhoc ©Javier Calvelo

La química farmacéutica Mariela Méndez, que trabaja en la Unidad Especializada en Medicamentos de ASSE y es una de las responsables de la elaboración del boletín, dijo que este es un insumo para contrastar datos disponibles.

“Creo que el rol es proporcionar información objetiva. La industria promociona sus productos, hace el trabajo que tiene que hacer, nosotros obtenemos información de la industria pero también cotejamos con otras fuentes de datos. Intentamos brindar otra información a ser tenida en cuenta a la hora de la toma de decisiones, cuando el médico prescribe”, afirmó.

Méndez explicó que esta experiencia busca mejorar la comunicación con los médicos y también con los pacientes.

Por ejemplo, en la entrevista con No toquen nada, Méndez recordó que salvo en casos excepcionales, los médicos deben recetar principios activos y no marcas de medicamentos.

“Existe un decreto para la receta por genérico, salvo para algunos casos de más riesgo como por ejemplo los anticoagulantes, los antiepilépticos. Allí el médico está libre de recetar y continuar con un tratamiento instaurado, una marca comercial específica. Pero para el resto de la medicación tenemos la ley de recetar por principio activo”, explicó.

El boletín también aborda problemas como la creciente medicalización de la sociedad, la polifarmacia y la automedicación.

Méndez dijo que hay una exigencia de los pacientes para que les receten fármacos.

“Hay gente que exige las recetas, va a la consulta médica y si no sale con tres recetas siente que tal vez no fue atendido como correspondía. O sea que también me lo han referido médicos que a veces sienten la presión de la población, el ‘¿no me hará bien esto que le dieron a mi vecina…?’”, señaló.