Virgen: entre la autonomía del Estado y el corset de la laicidad

El debate en la Junta Departamental sobre la instalación de una estatua de la Virgen María en la rambla del Buceo.

Actualizado: 12 de Mayo de 2017 | Por: Redacción 180

Virgen: entre la autonomía del Estado y el corset de la laicidad

AFP

La Junta Departamental de Montevideo negó la instalación de una estatua de la Virgen María en la rambla del Buceo. La votación fue negativa porque todos los votos del FA (17) superaron a los de la oposición.

Daniel Martínez, edil nacionalista del Partido de la Concertación (Presidente de la Comisión de Nomenclatura y principal impulsor del proyecto de la estatua) dijo que la sola imagen de la virgen no atenta contra las convicciones.

"¿Quién puede afirmar en forma sincera que al pasar frente a la imagen de la virgen María se siente interpelado en sus fueros íntimos o siente que se está violentando su libertad de elección religiosa? Realmente creemos que eso es imposible", expresó.

Además cuestionó también el concepto de laicidad que se maneja a veces en Uruguay. "La laicidad no puede ser usada como un corset que limite a diversas formas de pensar y de sentir de nuestra sociedad, y mucho menos puede ser un escudo detrás del cual esconder intereses o sentimientos menores", afirmó.

Gabriel Wiess, edil del Frente Líber Seregni e integrante Comisión de Nomenclatura, señaló ayer en el debate que el principio básico del estado es la neutralidad.

"Bajo ningún concepto una resolución estatal puede inclinar aunque sea indirectamente la balanza a favor de una u otra religión o en contra de una u otra religión. Sabemos que hay cultos o religiones que no veneran imágenes por su concepción religiosa", expresó.

Weis dijo no hay problema con el uso transitorio del espacio público y que para lo permanente están los templos que además están exonerados de impuestos. 

"El espacio público puede ser usado en forma transitoria y así la libertad de culto lo establece: misas campales, procesiones, jornadas de oración, actividades o rituales en las playas como ofrendas. Eso sí y mil veces sí. Desde mi ateísmo defenderé con mi vida el derecho que tiene todo ciudadano que se abraza a una fe y a una iglesia a manifestarse en el espacio público de Montevideo en forma transitoria", dijo.

Roberto Gosi, edil Partido de la Concertación que pertenece al Partido de la Gente de Edgardo Novick, dijo que "no es conveniente ni oportuno aprobar esta solicitud por la razón de que después vamos a recibir una cataratas de pedidos en tal sentido y no podemos decir que no porque ya dijimos que sí, como tampoco podemos decir que no cuando ya se ha aprobado un monumento a una deidad". "Al no tener una norma que regule el espacio público, todo lo que digamos acá es opinable", agregó.

"¿Saben por qué hoy tenemos que votar esto que sí? Porque no hay norma que lo prohíba", dijo.

El edil Walter de los Santos de Lista 871 argumentó a favor pero votó en contra por disciplina partidaria. Su argumento a favor fue el turismo y el indubio pro administrado. 

Noticias relacionadas