Latin NCAP dio cero estrellas al Chevrolet Onix y al Kia Rio Sedán

En su último informe, Latin NCAP testeó el Chevrolet Onix y el Kia Rio Sedán, adjudicándoles cero estrellas a ambos para los ocupantes adultos.

Actualizado: 13 de Mayo de 2017 | Por: Redacción 180

El Chevrolet Onix, fabricado en Brasil, fue uno de los autos testeados en mayo por el Programa de Evaluación de Autos Nuevos para Latinoamérica (Latin NCAP)

Obtuvo cero estrellas para los ocupantes adultos y tres estrellas para los ocupantes infantiles. En 2014, el Onix había obtenido tres estrellas para los adultos.

Para la protección lateral, “mostró un desempeño pobre” porque se evidenció “una compresión alta en el pecho del pasajero adulto, así como una alta penetración en la estructura”.

Su protección infantil se consideró “aceptable” aunque sólo tiene un cinturón de falda en la posición central y no tiene anclajes ISOFIX. Además, el informe de Latin NCAP añade que “la puerta trasera derecha se abrió durante el ensayo, exponiendo a los niños a mayores riesgos”.

El Kia Rio Sedán fue el otro evaluado y los testeos resultaron en “una desilusión” con cero estrellas en la protección del pasajero adulto y una estrella para ocupantes infantiles.

En su versión básica, este automóvil es vendido sin bolsas de aire y sin frenos ABS. Latin NCAP informó que “el auto ofrece una estructura estable en la colisión frontal y un buen desarrollo estructural para el impacto lateral”, y agregan que “la falta de bolsas de aire y de cinturones de seguridad con buen desempeño explican los pobres resultados para la cabeza y pecho para los pasajeros delanteros”.

Para los pasajeros niños, la única estrella obtenida se explica ante la falta de anclajes ISOFIX o de cinturones de tres puntas en todas las ubicaciones del asiento.

Alejandro Furas, secretario general de Latin NCAP, expresó al sitio de la organización que “es una gran desilusión” que fabricantes líderes como General Motors y Kia sigan ofreciendo autos con calificación de cero estrellas en América Latina.

“Los consumidores se merecen mucho más que estos resultados que incumplen con los estándares por parte de empresas que saben perfectamente cómo fabricar autos mucho más seguros”, añadió.