80 años sin ser vista: recuperan película uruguaya sobre eclipse solar

Un equipo del Archivo General de la Udelar y el ICAU reacondicionó una anticuada máquina de telecine para recuperar viejas películas en nitrato de celulosa y pasarlas a formato 2K. La exitosa primera prueba se hizo con la película “Eclipse solar de 1938”, rodada por el Ministerio de Instrucción Pública (actual MEC), que se exhibirá este miércoles 24 de mayo en la Facultad de Información y Comunicación.

Actualizado: 24 de Mayo de 2017 | Por: Felipe Miguel

80 años sin ser vista: recuperan película uruguaya sobre eclipse solar

Escena de "Eclipse solar de 1938" (Foto: Laboratorio de Preservación Audiovisual del Archivo General de la Udelar))

“La vamos a volver a exhibir después de 80 años en los que nunca nadie más la vio. Eso tiene un efecto mágico de conectarnos con la infancia de nuestros abuelos”, contó a 180 Isabel Wschebor, historiadora y docente del Laboratorio de Preservación Audiovisual del Archivo General de la Universidad de la República (Udelar).

La película recuperada, “Eclipse solar de 1938”, fue rodada ese año desde el Observatorio Astronómico del IAVA por una división del Ministerio de Instrucción Pública, el actual Ministerio de Educación y Cultura.

Estaba guardada en el archivo de la Cinemateca Uruguaya pero era parte de la colección del Archivo Nacional de la Imagen y la Palabra del Sodre (ANIP). Dura casi siete minutos y es el registro de eclipses más antiguo que se conserva en el país, y de los pocos que existen de las primeras décadas del siglo XX en América Latina.

“No es sólo el registro del eclipse en sí mismo, sino que se ve toda la ciudad de Montevideo, ya que desde el Observatorio hay un paneo de las vistas. También, hay un registro del proceso mediante el cual los astrónomos prepararon todo para la observación del eclipse”, explicó Wschebor.

Será exhibida este miércoles 24 de mayo a las 18:00 en la Facultad de Información y Comunicación (San Salvador y Juan D. Jackson), en un evento en el que hablarán diversas autoridades y también mostrarán un audiovisual sobre el proceso de restauración. La entrada es libre y gratuita.

Trabajo en equipo

“Históricamente en Uruguay se decía que la única forma de solucionar esto era comprando un escáner ARRI de 300.000 dólares, que requiere un servicio técnico de 100.000 dólares anuales. Con esto estamos contrarrestando esa limitante y, además, generando conocimiento, aprendiendo y trabajando en un ámbito universitario de investigación e intercambio con estudiantes de varias facultades”, contó Wschebor.

La idea de la restauración surgió a partir de un proyecto de la Mesa Interinstitucional de Patrimonio Audiovisual (MIPA), que preside el Instituto del Cine y el Audiovisual (ICAU) e integran la Cinemateca Uruguaya, la Udelar, el Archivo Nacional de la Imagen y la Palabra del Sodre y la Universidad Católica.

Desde hace algunos años venían discutiendo sobre cómo podían recuperar el patrimonio fílmico nacional que se está perdiendo. Como prioridad se optó por rescatar los nitratos de celulosa, que son las películas más antiguas y que por su composición química corren riesgo de autocombustión.

“Eclipse solar de 1938” es una película en nitrato de celulosa de 35 mm que se digitalizó a formato 2K (2048×1080) mediante un sistema ideado por Ignacio Seimanas y Jaime Vázquez. Estos técnicos restauraron un antiguo telecine, dispositivo que se usaba hace 20 o 30 años para pasar imágenes cinematográficas a una señal de televisión.

El aparto había caído en desuso y fue reutilizado con una modificación fundamental: en vez de digitalizar para emitir una señal de televisión, se abrió un espacio por donde corre la película para colocar una cámara fotográfica. “Montaron un sistema de sincronización de la captura de imágenes, y conforme va pasando la película, se van tomando fotos automáticamente de cada uno de los cuadros y después se reconstituye digitalmente el movimiento de esos cuadros”, contó la docente.

Para 2017, el objetivo del Laboratorio de Preservación Audiovisual es hacer una valoración y digitalización de diez nitratos más de la colección. Los títulos serán seleccionados por un comité, donde exista también una valoración desde el punto de vista cinematográfico y documental, y no sólo de su estado de conservación.