Jorge Sarasola

La carrera por 10 Downing Street se empareja

Aunque la gran mayoría de las encuestas pronostican que Theresa May obtendrá una cómoda victoria, el Partido Laborista de Jeremy Corbyn se entusiasma con el recorte de la brecha entre los líderes a una semana de las elecciones.

Actualizado: 01 de junio de 2017 | Por: Jorge Sarasola

Cuando la Primer Ministra, Theresa May, llamó a elecciones anticipadas el mes pasado, pocos negaron que como maniobra política parecía una jugada maestra: con una diferencia de más de veinte puntos en la intención de voto frente a su contrincante laborista, se especulaba con que el pueblo británico coronaría a May con una mayoría parlamentaria histórica el 8 de junio.

Pero una campaña electoral jamás es previsible, y a medida que el escrutinio sobre los líderes aumenta, May se muestra robótica e incómoda, mientras que Corbyn, con su estilo relajado y amigable, comienza a ganar simpatías. Aunque una encuesta de ICM para el Guardian aún mantiene una diferencia sustancial de doce puntos (45% vs 33%) a favor de los conservadores, el último sondeo de YouGov para el Sunday Times limita la ventaja de May a solo tres puntos (42% vs 39%). Vale aclarar que por la idiosincrasia del sistema de representación no-proporcional británico, es increíblemente difícil pronosticar en cuantas bancadas parlamentarias se traducirá el voto popular.

El Partido Laborista ha dominado la campaña promocionando un programa de gobierno con un mayor gasto público e inversión en infraestructura. Corbyn promete aumentar la carga impositiva del top 5% de la población e incrementar impuestos a corporaciones para poder financiar sus planes. Entre sus políticas principales, se destacan:

- Eliminar las matrículas universitarias.
- Destinar 6 billones de libras extra por año al sistema de salud pública.
- Proporcionar 30 horas semanales gratuitas de guardería para niños de dos años (ya existe para niños de tres y cuatro años).
- Crear un ‘Banco de Inversión’ con el objetivo de invertir en infraestructura y vigorizar las regiones más abandonadas.

Los laboristas también abogan por aumentar el sueldo mínimo a 10 libras la hora para 2020, crear cuatro nuevos feriados y nacionalizar las empresas ferroviarias, energéticas, de agua, y también de correo.

El Partido Conservador ha centrado su campaña en atacar a la figura de Corbyn, contrastando su supuesta debilidad con la firmeza de May. Han argumentado que los cálculos laboristas son erróneos, por lo que estos gastos implicarían un aumento impositivo para todos los trabajadores, no solo el top 5%. Las nacionalizaciones serían costosas e ineficientes, augura May. Corbyn llevaría al país décadas atrás según los conservadores, cuando los sindicatos tenían el poder de poner a un país entero de rodillas. Un Brexit limpio y sin ataduras, así como una economía fuerte y saludable con bajos impuestos, son los eslóganes de May para validar su mandato.

Tal como el asesinato de Jo Cox interrumpió la campaña por el Brexit, el terrible atentado en Manchester derivó en una pausa de tres días en esta contienda electoral. Como era de esperar, la seguridad nacional se convirtió en un tema central en estos últimos días. Corbyn castigó la política exterior británica – específicamente las invasiones a Libia e Irak – por desestabilizar zonas que luego se convierten en incubadoras de extremistas. Los conservadores cuestionan la integridad de Corbyn al sugerir que este tipo de afirmaciones solo busca justificar las acciones de los terroristas, y también pronostican que el líder laborista no sería capaz de ordenar un ataque contra jihadistas para mantener al Reino Unido seguro.    

A continuación compartimos las visiones de distintos votantes:

Emma (24, de Londres) – Rubro: Marketing Empresarial. Conservadora

“La calidad del debate ha sido pobre porque los conservadores pensaron que podrían navegar hacia la victoria con viento de cola. Creo que sobreestimaron la importancia del Brexit, pero olvidaron hablar de asuntos domésticos como el sistema de cuidado social y la crisis de vivienda.”

“Siempre fui azul. Creo que Theresa May es la única candidata en la que puedo confiar. Parece capacitada para afrontar las negociaciones por el Brexit de forma eficaz. Estoy cansada de seguir hablando y debatiendo sobre el Brexit – debemos poner manos a la obra y salir de la Unión Europea de una vez por todas.”

Max (24, de Glasgow) – Rubro: Analista de Relaciones Internacionales. Laborista.

“Ha sido una campaña muy personal. Los conservadores han intentado convertir la contienda en un concurso de popularidad entre May y Corbyn. Los medios están, es su mayoría, detrás de May.”

“Voto laborista porque tienen un programa de gobierno con buenas políticas, y porque la agenda conservadora causará gran caos y miseria en este país. También creo que debemos tener una oposición robusta para tener una democracia eficiente que no le permita a May hacer lo que desee.”

Cameron (26, de Sheffield) – Rubro: Desarrollo Internacional. Indeciso

“Estoy dudando entre el Partido Laborista y el Partido Verde. Esto es porque los laboristas no han abordado el gran tema de nuestra era: el cambio climático. También, esta [Sheffield] es una de las pocas ciudades donde hay una chance real de elegir a un parlamentario verde. De todas formas, me siento más conectado con el laborismo de Corbyn que con el de Ed Miliband en 2015. Ya que todo parece indicar que en Sheffield ganarán los laboristas, creo que votaré con mi consciencia.”

Matthew (30, de Cambridge) – Rubro: Sector Caritativo. Demócratas Liberales

“Brexit es el hecho que definirá a nuestra era. A pesar de que es evidente que salir de la Unión Europea será increíblemente dañino para nuestro país, debemos callarnos la boca y seguir en el tren dirigido hacia el abismo – si Theresa May hizo campaña en contra del Brexit, ¿cómo puede convencerme ahora de que será bueno para el país? El único partido que representa al 48% de votantes que quisieron permanecer dentro de la UE es el de los Demócratas Liberales, quienes defienden el libre movimiento de personas incondicionalmente. Un voto por los Demócratas Liberales es un voto por la Unión Europea.”

Michael (27, de Kent) – Rubro: Periodista. UKIP

“Originalmente votaría laborista porque creo en su programa de gobierno. Pero ahora votaré UKIP ya que es el único partido que toma la seguridad nacional enserio y está preparado para hacer algo al respecto. Realizar tributos por Manchester es importante, pero no suficiente. Los políticos se esconden detrás de estas muestras de compasión, pero debemos tomar acción para confrontar el problema de raíz.”



Las opiniones vertidas en las columnas son responsabilidad de los autores y no reflejan necesariamente posiciones del Portal 180.