El consejo de Lacalle a Lacalle Pou: “no tuitees”

Luis Alberto Lacalle dijo que el consejo que le daría a su hijo es dejar de usar Twitter porque es "fatal". Además criticó a Mujica: "ha construido la leyenda del presidente pobre y Robin Hood".

Actualizado: 17 de Junio de 2017 | Por: Redacción 180

El consejo de Lacalle a Lacalle Pou: “no tuitees”

adhoc©Nicolas Celaya

En entrevista con La Vanguardia el expresidente uruguayo dijo que Twitter es "fatal" para los políticos.

"Me he retirado (de la política) en beneficio de mi hijo Luis Alberto, futuro candidato a la presidencia", dijo.

El periodista le preguntó qué consejo le daría, a lo que Lacalle contestó: "No tuitees". "Mejor seguir el consejo de mi abuelo: consúltalo todo con la almohada antes de decir algo sobre lo que sea. Cuanto menos hables, menos pistas darás a tu adversario", afirmó el expresidente. 

Luis Lacalle Pou tiene casi 100.000 seguidores en Twitter y realiza publicaciones de forma habitual. Desde que creó su cuenta en 2010 ya publicó más de 20.000 tweets.

Mujica "alardea de usar un auto viejo"

Lacalle también criticó a José Mujica y al Frente Amplio.

"La guerrilla tupamara destrozó la democracia. Provocó la infame dictadura militar. Y hubo represión, yo mismo fui detenido...", recordó.

"La cruenta persecución dictatorial fortaleció a la izquierda. Agrupada en el Frente Amplio, esa izquierda castrista ganó las elecciones en el 2005: nos gobernaron extupamaros que habían secuestrado, torturado y asesinado", dijo.

"¿Llama criminal al presidente Mujica?", preguntó el periodista. Lacalle contestó: "Él me derrotó en las urnas y fue presidente del 2010 al 2015. Y había sido tupamaro, parte de esa locura de muerte y destrucción".

Además dijo que el expresidente Mujica tiene buena prensa "porque vive en una granja y alardea de usar un auto viejo, y eso queda muy bien".

"Mujica ha construido la leyenda del presidente pobre y Robin Hood" y no dejó al país mejor de lo que lo encontró, aseguró.

"No anuló ni una sola de mis reformas que tanto había criticado, y volvió a endeudar a Uruguay y consiguió acostumbrar a la gente a vivir del dinero público. Creó hasta 60.000 funcionarios, ¡el 2% de la población! Eso ha esclerotizado un establishment que es refractario a toda innovación. ¡La izquierda es así de clientelar y conservadora!", señaló.

También expresó que "habituar a la gente a recibir dinero público es perjudicial, es practicar el pobrismo", al cual definió como "usar la pobreza, institucionalizar la pobreza, fomentar una cultura de la pobreza y sacarle rédito electoral".