Paolo Nani trae la comedia gestual a la Sala Verdi

Durante esta semana, el italiano Paolo Nani presenta La Carta en la Sala Verdi. Una propuesta de “teatro visual cómico” que el actor ha paseado por 37 países antes de Uruguay, con más de 1.300 representaciones.

Actualizado: 19 de Junio de 2017 | Por: Mauricio Erramuspe

Paolo Nani trae la comedia gestual a la Sala Verdi

Paolo Nani (Difusión)

Uruguay es el país número 38 en recibir La Carta. Se trata de una obra unipersonal que Paolo Nani representa desde 1992.

Un hombre entra a una habitación, prueba una bebida, la escupe, mira un portarretrato, escribe una carta, la ensobra, se va, vuelve al sospechar que la lapicera no tenía tinta y lo comprueba. Tira la hoja en blanco al piso y se va.

Esa situación se repite de 15 maneras diferentes según distintas consignas. Una vez de atrás hacia adelante, otra vez protagonizada por un borracho, luego por un artista circense, un personaje de cine mudo o uno de horror. La misma situación que cada vez es diferente en la piel de un actor que derrocha recursos, simpatía, energía y “tempo” de comediante.

Nani va interpretando e interpelando gestualmente a la platea para terminar moldeando el ritmo del espectáculo a quienes hayan ido a verlo.

“Es teatro visual cómico, esa es la mejor definición. La gente se ríe desde el principio hasta el final, normalmente”.

El actor italiano llegó a Uruguay el sábado 17 y el domingo 18 ya hizo la primera función de una temporada que se extenderá durante toda la semana, hasta el domingo 25. 

La obra sucede con el público. “Necesito calor, estoy acostumbrado a oír al público”, afirmó el actor.

Nani considera que cuando representa La Carta es como si estuviera tocando música. “Lo que hago es siempre lo mismo pero el ritmo es siempre diferente. Esa es mi parte de creatividad. Yo estoy tocando música, poniendo el ritmo. Siempre es diferente y parece que es la primera vez que lo hago porque es muy fresco, juego al ritmo del público de ese momento. Es como una corrida de toros”, describió.

Lleva 25 años representando esta obra y cada tanto tiene alguna crisis. Es la repetición de una secuencia que él representa hace más de dos décadas. Pero siempre ha vuelto a funcionar.

“Después de cinco años pensaba que ya era mucho tiempo, que había que hacer otra cosa. El espectáculo se estaba muriendo. Pero luego La Carta volvió a funcionar muy bien. Y sigue funcionando”, dijo en entrevista con 180.  “Siempre tengo que estar seguro de que estoy lo suficientemente nervioso. El nerviosismo es adrenalina, es energía, no es miedo”, agregó.

Al ser una propuesta visual, sin texto, y con pocos recursos escénicos, el espectáculo no tiene dificultades para ir de país en país. “Sólo tengo que traducir los carteles”, contó Nani sobre las placas que describen cada una de las 15 repeticiones. Luego de Motevideo, el actor llevará la obra a Montenegro, Suecia, Japón y Dinamarca.

Un periplo que hará que complete otro año escribiendo una carta que no existe y provocando carcajadas en un público que no necesita de palabras.

La Carta 

Lunes 19 a sabado 24 a las 20.30 horas

Domingo 25 a las 17.00 horas

Entradas generales: 400 pesos

Sala Verdi (Soriano 914)