Pedro Ravela

Agendas recargadas: INEEd “no tiene tiempo” para discutir su Informe con EDUY21

El Informe sobre el Estado de la Educación 2015-2016, el principal trabajo del INEEd, fue presentado el 30 de mayo. Curiosamente ese día las principales autoridades nacionales no estuvieron presentes. Tenían otros compromisos en sus agendas. A los pocos días de la presentación EDUY2 le propuso al INEEd organizar un actividad de medio día para discutir el Informe. Curiosamente el INEEd respondió que, por razones de agenda, no tiene tiempo para dicha actividad.

Actualizado: 28 de Julio de 2017 | Por: Pedro Ravela

Según consta en su sitio web la misión del INEEd es “aportar al debate y la construcción de políticas educativas en nuestro país, sobre una base de información relevante y rigurosa, construida desde una posición de independencia y transparencia, que contribuya a la articulación de las diversas perspectivas y valoraciones acerca de la educación” (los subrayados son míos).

Según consta en el sitio web de EDUY21, “es una Iniciativa Ciudadana que nace con el propósito de dar inicio a un debate que plantee transformaciones profundas, sostenibles, de carácter dinámico y permanente en la educación. Advertimos que el sistema educativo en su conjunto debe ser repensado. Su prolongada crisis ha tenido notorias consecuencias. El paradigma educativo debe cambiarse...” (los subrayados son míos).

Lo anterior indica que debería ser de interés de ambas instituciones crear ámbitos para el debate público de las políticas educativas. El INEEd, se supone, está especialmente interesado en lograr la más amplia difusión y discusión de sus informes.

Hace menos de dos meses el INEEd presentó su principal trabajo, el “Informe sobre el Estado de la Educación en Uruguay 2015-2016”. Pocos días después EDUY21 le propuso organizar en forma conjunta un seminario de media jornada sobre “El Informe INEEd e implicancias para una agenda de cambios educativos”. El seminario tendría tres bloques de una hora cada uno para tratar los siguientes temas:

(i) Planificación y gestión de las políticas educativas para ampliar oportunidades de aprendizaje;

(ii) Apuntalar los aprendizajes en torno a los usos de la lengua para resolver situaciones de vida;

(iii) Rol y apoyo al docente como el principal tomador de decisiones en el sistema educativo.

En el Seminario participarían técnicos del INEEd y miembros del Comité Académico de EDUY21.

Según consta en el Acta 215 de la Comisión Directiva del INEEd (14/06/17), la iniciativa fue ingresada a su consideración por el Director Ejecutivo de la Institución (Mariano Palamidessi, que no forma parte de la Comisión Directiva). (Todas las Resoluciones la Comisión Directiva están disponibles en la sección Transparencia de su sitio web, según está establecido por ley.

En la Resolución Nº 3 de dicha sesión se expresa: “I) encomendar al Director Ejecutivo que haga las averiguaciones pertinentes relativas al carácter del evento, II) postergar el punto para la próxima sesión”.

En la sesión siguiente el tema vuelve a ser incluido en el orden del día bajo el título “Asuntos a consideración”: “Presentación de IEEUy 2015-2016 en actividad organizada por Eduy21 – Invitación recibida del Sr. Renato Opertti” (Acta 216). Sin embargo, el tema no aparece entre las resoluciones de la sesión.

Curiosamente, en esa misma sesión ingresa en el orden del día otro asunto, que ya fue resuelto por la Presidenta (Alex Mazzei): la realización de una presentación del Informe para los Colegios Privados. La Comisión Educativa sí resuelve sobre este punto: “Refrendar la resolución “ad referéndum” adoptada por la Presidenta de la Comisión Directiva respecto de la solicitud de Rafael Ibarzábal en representación de AIDEP y AUDEC para realizar una presentación y discusión del IEEUy 2015-2016”.

Curiosamente, la solicitud de los colegios privados no figura en ninguna de las Actas de Directiva del presente año. La última referencia a AUDEC y AIDEP en las sesiones de la Comisión Directiva se remite al 28 de setiembre de 2016 y está relacionada con la evaluación Aristas.

Dicho en otras palabras: la iniciativa presentada por EDUY21 a través del Director Ejecutivo del INEEd, que ya estaba en la agenda de la Directiva, no es tratada. Al mismo tiempo, la Presidenta ingresa como tema ya resuelto por ella otra solicitud formulada por los colegios privados, que es refrendada por la Directiva.

Al momento de escribir esta columna (26/07/17) no han sido publicadas las Resoluciones correspondientes a la sesión del 5 de julio.

Durante el pasado fin de semana los integrantes del Comité Académico de EDUY21 fuimos informados desde la Dirección de la Fundación que, con fecha 6 de julio, la Presidenta del INEEd envió a Renato Opertti una nota muy atenta, en la que se indica que el INEEd no puede acceder a participar en la actividad propuesta. Las razones esgrimidas en la nota son casi cómicas.

(subrayados y negritas son mías):

• “este informe ha despertado muchísimo interés en numerosas colectividades, lo que nos ha generado también una gran demanda a nivel de agenda;

• “tenemos agendadas dos presentaciones públicas del Informe en Montevideo y cuatro en el interior del país...

• “como queda plasmado, para el escaso número de funcionarios con los que cuenta el Instituto, tenemos una agenda por demás recargada.

La nota finaliza muy cordialmente con un “Esperamos contar con ustedes en la próxima presentación, y agradecemos nuevamente el interés demostrado por el trabajo del Instituto”.

Mi interpretación de todo lo anterior es la siguiente.

En primer lugar, es llamativo el argumento de la agenda. Es el mismo que usaron las autoridades educativas para no asistir a la presentación pública del Informe sobre el Estado de la Educación. En su momento afirmé que esa situación me resultaba insólita: nunca vi una presentación de un Informe de esta naturaleza en la que las principales autoridades educativas

no se hiciesen presentes, aun cuando no estuviesen de acuerdo con el contenido del Informe  y debo decir que participé en muchas-. Es un tema, ante todo, de asumir responsabilidad pública ante la ciudadanía.

En segundo lugar, es llamativo que en una misma sesión, la Directiva no resuelve sobre una propuesta ingresada con anterioridad por el Director Ejecutivo de la institución y, al mismo tiempo, refrenda una resolución ya adoptada por la Presidenta referida a otra solicitud de presentación del informe -formulada por los colegios privados- que no estuvo en el orden del día de las sesiones previas.

Hay algo que no cierra en todo esto. Se argumentará, seguramente, algún olvido o distracción administrativa. Habiendo estado personalmente dentro del INEEd y conociendo el modus operandi, me atrevo a formular otra hipótesis.

A las principales autoridades educativas no les interesa que el Informe del INEEd se divulgue demasiado. A las principales autoridades educativas les incomoda EDUY21 porque pone en el debate público la necesidad de una transformación estructural del sistema educativo. Esto último es algo que estuvieron anunciando Yarzábal desde la ANEP y el ex Ministro Ehrlich desde el MEC desde hace más de una década. Estamos poniendo la casa en orden, nos decían, luego vendrán las “transformaciones estructurales”.

Las autoridades actuales -legítimamente- consideran que la principal política educativa es lograr que todos los jóvenes asistan al sistema educativo, pero no ven como urgente e imprescindible procesar cambios profundos en lo que el sistema ofrece a los estudiantes ni en la manera en que el sistema está organizado y gestionado, ni en las condiciones de trabajo de los docentes. Otros actores sociales, académicos y políticos sí creen que es necesario procesar transformaciones más profundas en la educación. EDUY21 representa al menos a una parte importante de estos actores.

El INEEd, en lugar de operar con independencia política y propiciar un debate plural, es funcional a la visión e intereses de las autoridades educativas y elige, para la presentación de su informe, ámbitos de escasa repercusión pública. Tiene tiempo para algunas presentaciones, pero no para otras.

Hace unos diez años, en un trabajo sobre los sistemas de evaluación de aprendizajes en América Latina, acuñé una frase: por cada peso que una unidad evaluación invierte en diseñar e implementar evaluaciones, debería invertir otro peso en la comunicación y difusión de sus resultados. Hoy se podría reformular la frase en los siguientes términos: por cada hora que el INEEd destina a la producción de su Informe sobre el Estado de la Educación en el Uruguay, debería destinar otra hora a los espacios de difusión y debate del mismo.

Para terminar, vuelvo a lo que el propio INEEd dice sobre su Misión: “El INEEd tiene una preocupación especial por la utilidad de su trabajo para el debate y la construcción de políticas educativas”. Debería obrar en consecuencia.

Por las dudas, dejo constancia de mi respaldo a la calidad del trabajo de los equipos técnicos que conforman el INEEd, así como a sus informes y producciones.



Las opiniones vertidas en las columnas son responsabilidad de los autores y no reflejan necesariamente posiciones del Portal 180.