La educación sexual hoy “no es exclusiva” de la familia

La Guía de Educación Sexual para docentes del Consejo de Educación Inicial y Primaria elaborada por Gurises Unidos busca propiciar el diálogo entre la escuela y la familia sobre el tema. "No puede pasar que no se hable", dijo el director de Gurises Unidos, Gonzalo Salle.

Actualizado: 01 de Agosto de 2017 | Por: Redacción 180

La educación sexual hoy “no es exclusiva” de la familia

Parejas representadas en la Guía de Educación Sexual

Esto señaló Gonzalo Salle, director de Gurises Unidos, esta mañana en No toquen nada. Salle invitó al cardenal Daniel Sturla que cuestionó la guía y la tildó de totalitaria a conversar sobre los matices y las diferencias respecto al material que es un insumo para los docentes y no un texto de aula.

“En el caso que surja la diferencia, como puede pasar en la historia donde no existe consenso en relación a determinados hechos y sin embargo no se deja de contar. Lo que no puede suceder es que no se hable, eso es fundamental. No puede suceder que frente a la diferencia, algo no exista. Los que están quedando de rehenes son los niñas, las niñas y los adolescentes”, afirmó.

Salle dijo esta mañana que esperaban críticas cuando el material se hiciera público pero que algunas de las críticas recibidas los sorprendieron. También señaló que hoy en día la educación sexual no es patrimonio exclusivo de la escuela ni de la familia.

“Los niños, niñas y adolescentes hoy tienen derechos y están ávidos de recibir información sobre lo que tiene que ver con su sexualidad, como un elemento constitutivo de su ser. Existen diferencias, por supuesto. Esas diferencias hay que ponerlas sobre la mesa. ¿La educación sexual es un componente exclusivo de la escuela? No. ¿La educación sexual es un componente exclusivo de la familia? Hoy, no lo es. Tenemos que poner en diálogo esas partes”, dijo.

El director de Gurises Unidos dijo que los sorprendieron las críticas a un ejercicio propuesto en el libro en el que se propone que los niños se toquen, se hagan masajes, caricias y cosquillas. De todas formas señaló que la organización está abierta a las críticas y a modificar el material a partir de la incorporación de otros puntos de vista.

“En este proceso de diálogo que pretendemos tener ojalá podamos tener una guía mejorada, que tome los insumos que de aquí surgen y que incorpore otros. Si alguno debe tener un matiz, bienvenido sea. Si de esta guía un docente incorpora un 20 o un 30% porque entiende que lo otro no es acorde a la realidad de ese grupo que tiene, está bien. Esta guía no pretende ser incorporada por el docente en un 100%”, advirtió.

Vea la Guía de Educación Sexual

Noticias relacionadas