“Hay que salir de esa verticalidad que todavía tiene el sistema penitenciario”

"No puede haber cárceles como la de Canelones con 1400 presos que tengan una asistente social", dijo a No toquen nada el comisionado parlamentario para el sistema carcelario, Juan Miguel Petit.

Actualizado: 13 de Agosto de 2017 | Por: Redacción 180

“Hay que salir de esa verticalidad que todavía tiene el sistema penitenciario”

adhoc©Javier Calvelo

En un tercio de las cárceles uruguayas "el sistema les infringe un dolor innecesario" a los presos: "malas condiciones de reclusión, malas celdas, mal acceso de la visita, pocas o ninguna actividad, violencia, violencia con los internos, mal trato con los funcionarios", afirmó Petit.

"Los funcionarios están absolutamente desbordados, agotados, quemados. A veces no tienen vocación por la tarea. Son lugares muy difíciles de sostener. Imaginen un módulo con 700 personas que tienen que encararlo seis o siete funcionarios. Ni Mandrake puede sostener eso sin que le vuele la cabeza", agregó.

En las otras cárceles "hay una mezcla de situaciones y una lucha por cambiar".

"El panorama es preocupante pero hay que pensar que hay cosas buenas y hay muchos esfuerzos que se están haciendo", dijo el comisionado.

"El INR está haciendo enormes esfuerzos por cambiar la realidad. Yo brego para que le den más recursos, porque necesita más recursos, necesita salir de esa verticalidad que todavía tiene el sistema penitenciario, que viene de la vieja verticalidad policial en donde se le da la competencia a una persona, esa persona tiene que cumplir la tarea y no puede muchas veces reclamar las herramientas para poder llevarla adelante, ya sea el director del sistema o el director de un centro", explicó.

"Si yo nombro un civil y digo 'cumpla esta tarea, cumpla órdenes, vaya para allá, punto, sino lo sanciono', estoy comprometiendo técnicamente lo que allí va a pasar", ejemplificó.

Sin embargo, la policía "no tiene mucho más remedio" que acatar. "Va, cumple la tarea un año o dos y después vendrá otro", expresó Petit.

"No puede haber cárceles como la de Canelones con 1400 presos que tengan una asistente social. Eso es condenar a que allí no va a pasar nada bueno", señaló.

"En esa transición todavía se está: un sistema que viene de lo custodial, lo policial, la vigilancia, que es una parte del tema. La Constitución lo dice: asegurar para reeducar. Lo que pasa que a veces nos quedamos solo con la primera parte, asegurar, pero la seguridad es un medio, no es un fin en sí mismo", dijo Petit.