Una vida lejana… acá, en Florida

Un niño que vive con su abuela y su tía en Florida, Uruguay, es el centro de la película francesa “Una vida lejana” que se filmó en 2016. El estreno fue este jueves y 180 conversó con la actriz argentina María Dupláa, una de sus protagonistas.

Actualizado: 11 de Agosto de 2017 | Por: Mauricio Erramuspe

Una vida lejana… acá, en Florida

Dylan Cortes, María Dupláa y Virginia Méndez en la película Una vida lejana (Difusión)

La película es del director Olivier Peyon y la producción local fue de Mutante Cine, con Fernando Epstein y Agustina Chiarino a la cabeza. Además de Dupláa, los protagonistas son los franceses Isabelle Carré y Ramzy Bedia (madre y asistente social, respectivamente) y los uruguayos Virginia Méndez y Dylan Cortes (abuela y niño).

La historia es protagonizada por un niño que es hijo de una francesa que viene a Uruguay a buscarlo para llevárselo con ella. Al tomar contacto con la vida que lleva su hijo en la mujer aparecen las dudas sobre si romper la frágil felicidad que se ha construido en torno al niño. Pronto descubrirá que no todos conocen la verdad de cómo sucedieron los hechos que llevaron a ese niño a Florida y ese es el instante más dramático de la película.

La tía del niño es protagonista de ese quiebre en la historia. María Dupláa es la encargada de encarnarla.

“El personaje siempre me pareció maravilloso y ese quiebre es lo que más me gustaba. Es el único personaje de la película que no sabe toda la verdad”, le dijo Dupláa a 180. Desde que leyó el guion para participar del casting fue ese papel al que aspiró.

“Me daba un poco de nervios sobre todo la escena donde se producía el cambio. Pero el director trabajó tan lindo, él tenía super claro lo que quería y cómo hacerlo pero al mismo tiempo nos dio libertad”, recordó la actriz argentina.

Ella llegó a este trabajo azarosamente. La producción francesa iba a filmar en Uruguay y quería que los actores no europeos fueran uruguayos. Sin embargo, aquí no encontraron la actriz que los convenciera para ese personaje. Entonces, también hicieron un casting en Buenos Aires. Las convocadas debían hablar francés pero María no lo supo al presentarse.

“Yo no hablo ni una palabra en francés. Alguien se equivocó, por suerte para mí”, contó. El idioma no era el único escollo. El personaje tenía 10 años más que la actriz. Pero la seleccionaron a pesar de todo.

La particularidad de ser una película francesa rodada en Uruguay tiene para los espectadores locales un atractivo especial. Es una historia que sucede muy cerca, los paisajes son muy familiares pero la mirada del director es extranjera.

Lejos de los estereotipos, Peyon logra retratar con mucha ternura y precisión el modo de ser y vivir de una típica ciudad del interior del país. Ternura que se traslada a toda la historia pese a su dramatismo. Además de la dirección, las actuaciones juegan un papel decisivo en la empatía que genera cada personaje y su visión de la historia.

La posibilidad de realizar en la región estas producciones nacidas en Europa tiene para Dupláa un potencial enorme.

“Me parece que está bueno porque tenemos mucho talento no solo artístico sino también técnico. Argentina tiene un nivel de producción cinematográfica más grande que Uruguay pero igual pasa que es muy difícil. Hay que remar mucho para sacar un proyecto adelante. Que pongan el ojo acá desde otros lugares que tienen muchas más posibilidades está bueno para darnos a conocer”, afirmó.

Para Dupláa el rodaje en Florida fue una experiencia “hermosa”. Es que fue una verdadera revolución para esa ciudad y motivo de orgullo para sus habitantes. Además, muchos actuaron y, por ejemplo, los policías que aparecen son de verdad policías, el cura y el coro de la Iglesia, también.

“Para ellos era fascinante participar en una película”, dijo la actriz.

El film ya se estrenó en Francia y participó de la última edición de Piriápolis de película. También tuvo una exhibición especial en Florida. El resultado ha sido “muy bueno”.

“La gente sale super contenta del cine y conmovida con lo que pasa. En esto aplaudo al director porque si bien es una historia muy cruda, él la contó desde un lugar en el que no recurrió nunca al golpe bajo”, afirmó la actriz.

Seguramente sobran los motivos para que los espectadores uruguayos encuentren en “Una vida lejana” muchos motivos de proximidad. Del público dependerá que se sostenga en cartel. Sin duda, lo merece.

Se exhibe en:

Grupocine Torre de los profesionales

Moviecenter Montevideo Shopping

Life Cinemas Alfabeta

Sala B Auditorio Nelly Goitiño

La entrevista para esta nota fue realizada en el Hotel Esplendor