¿Qué implicó la sociedad con Google en el cable submarino uruguayo?

Antes de fin de año comenzará a funcionar el primer cable submarino de fibra óptica que conecta a Uruguay con Estados Unidos y va de Maldonado a Boca de Ratón.

Actualizado: 05 de Setiembre de 2017 | Por: Redacción 180

¿Qué implicó la sociedad con Google en el cable submarino uruguayo?

AFP

Antel invirtió casi 74 millones de dólares propios para el cable submarino de fibra óptica que une a Uruguay con Estados Unidos y su tendido fue posible gracias a una asociación con las empresas Algar Telecom (Brasil), Angola Cables (Angola) y Google.

El gerente general de Antel, Javier Emicuri, dijo que desde 2011 empezaron a participar en foros y a conversar con operadores que tuvieran interés de tener cable. Así se concretó la asociación estratégica con Google, que fue solo para la construcción y no incluye acceso a datos. “Hay dos pelitos de fibra que son de ellos y dos que son nuestros, que van a equipos que manejamos nosotros y nada tiene que ver Google en eso”, expresó.

Emicuri dijo que cuando comience a funcionar el cable submarino se abrirá la posibilidad de hacer nuevos negocios en el país. Es un “combo” que también incluye al Data Center José Luis Massera.

“Lo que hicimos con esto y con toda la infraestructura que ha invertido Antel es viabilizar un montón de negocios, incluso me ha pasado visitando clientes del Data Center que ni nos imaginamos los tipos de negocios que surgen, de nichos muy particulares, procesamiento de imagen o render que se hacen en otros países y podrían traerse para acá. Todos son negocios de privados que a partir de ahora podrán hacerse acá”, explicó.

El día que llegó el tendido final del cable a Maldonado, las autoridades hablaron de la “mayor soberanía” que logrará Uruguay a partir de esto. Hoy la conexión es a través de los puentes de Fray Bentos y Paysandú, por los que se llega a Buenos Aires y se compra capacidad, y también hay una conexión con dos cables submarinos que van a Argentina y llegan a Las Toninas.

Esas conexiones son el 95% de la capacidad actual del país. “Son contratos de servicios que tenemos con empresas cuyos cables llegan a Argentina. Por un lado, lo que queríamos era poder salir por Brasil, donde tenemos algún contrato menor que llega hasta Rio, pero tiene un tramo terrestre muy largo y nosotros tenemos de nuestra experiencia en cinco años, que la tasa de falla de ese cable a Rio con el cable submarino es de 100 a uno”, explicó Emicuri.

 

Noticias relacionadas