Rampla entre la “finta” de Fredy Varela y “salir a chocar” con Tenfield

El dirigente de Rampla Pablo Bethencourt dijo a 180 que el presidente de El Tanque, Fredy Varela, le pidió una firma al delegado Picapiedra sin aclararle que la asamblea de clubes trataría la extensión del contrato con Tenfield. Agregó además que no está definido si se presentarán aunque adelantó que no hacerlo sería “chocar con la empresa”.

Actualizado: 26 de Setiembre de 2017 | Por: Diego Muñoz

Rampla entre la “finta” de Fredy Varela y “salir a chocar” con Tenfield

Javier Calvelo / adhocFotos

Rampla fue una de las instituciones que pidió que el Ejecutivo llame a una asamblea de clubes para tratar la extensión del contrato con Tenfield por los derechos de televisación hasta el 2032.

La carta la firman Yamandú Costa (presidente de Juventud de Las Piedras), Fredy Varela (presidente de El Tanque Sisley), Raúl Rodríguez (presidente de Racing), Alfredo Jaureguiverri (presidente de Cerro), Elías Zumar (presidente de la B) y los delegados de Plaza Colonia y Rampla.

Hay algunas que no llaman la atención. Costa, Varela, Rodríguez y Jaureguiverry han hecho siempre lo que ordena la empresa. El caso de Rampla es distinto. Incluso hace poco tiempo votó por Nike en la disputa con Puma-Tenfield. 

En diálogo con 180 Bethencourt habló del tema.

¿Cómo está Rampla económicamente?

Hasta el día de hoy tenemos todo pago. El salario de los trabajadores y el plantel de Primera que está al día con todo el contrato.

¿Cuál es el vínculo que tienen hoy con Tenfield?

El vínculo que tenemos hoy con Tenfield es el mejor que se puede tener en un aspecto comercial, en el sentido que ellos tienen una empresa que administra la imagen de nuestro club y tienen ciertos compromisos que cumplir con el club. Cada cheque que se cobró de Tenfield se cobró en tiempo y forma que no es lo que había pasado el año pasado, a última hora del año pasado estuvimos cubriendo cheques que se nos debían desde el ascenso de la B a la A.

¿Tenfield le dio cheques a Rampla para que tengan dinero para empezar el torneo?

Decir que Tenfield hace eso implicaría una regularidad en el mecanismo y eso no es así. Tenfield en algún momento nos dio, con fecha de cobro diferido a la fecha de vencimiento contractual, un cheque. Eso es lo único que se puede entender como contemplación. No es un adelanto, el dinero que tenía que salir de Tenfield salió el día que tenía que salir por contrato. Salió en un cheque diferido.

O sea que Tenfield les da a ustedes un cheque diferido y ese cheque es el seguro, por decirlo de alguna forma, para que ustedes consiguieran el dinero necesario.

Ese cheque aún está en nuestro poder. 

¿Por qué Rampla pasa de votar por Nike, en un gesto que se opuso al interés de Tenfield, a pedir una asamblea de clubes para que Tenfield extienda sus derechos televisivos?

Porque los mecanismos para que pasara una cosa y otra son diferentes. Cuando se pensó en la posibilidad de cambiar el sponsor de la camiseta de la selección se trajo el tema a la directiva y se dio un debate entre los compañeros en función de qué creíamos que debíamos hacer desde el punto de vista ético y, fundamentalmente, desde el punto de vista comercial. Qué le convenía al club.

En este segundo escenario jamás en la vida el tema llegó a directiva. Uno de los compañeros que trabaja como delegado en la AUF estaba realizando personalmente como veedor de la AUF en un partido de Segunda División cuando fue abordado por el presidente de El Tanque (Fredy Varela) pidiéndole que le firmara una carta para llamar a una asamblea para tratar el tema de la televisación. Nosotros no tenemos ningún problema en juntarnos con nuestros pares a tratar ningún tema en particular. Estamos dispuestos a debatir todos los temas pero en esa carta que nuestro delegado firmó se habla de tratar el tema y la finta, para hablar en términos pugilísticos, es que luego se incluye que también se va a resolver el tema del contrato de televisión. En ningún momento esta directiva apoyó esa asamblea, ese llamado con espíritu resolutivo. Sí con un espíritu para convocar al diálogo.

A ver si entiendo: El delegado de Rampla estaba cumpliendo funciones de veedor en un partido de Segunda y Varela le pide una firma para una asamblea para tratar la cuestión de los derechos de televisación. El delegado firma eso y después se enteran que esa asamblea tiene carácter resolutivo.

Yo no sé si él se entera después. Nosotros sí. Cuando nos enteramos por la prensa de que Rampla firmó una carta junto a otros clubes y le reclamamos qué había firmado y vamos a leer qué firmó, y lo leemos con un ojo más agudo nos damos cuenta de qué dice realmente. De todos modos no había autorización para firmar absolutamente nada. Un delegado actúa en función de lo que resuelve la directiva.

¿Esto no pasó por la directiva y la directiva no apoya una asamblea que resuelva extender el contrato?

A esta altura del partido no. Nosotros somos partidarios de evaluar las posibilidades que están sobre la mesa. Si no cambió el escenario cómo vamos a resolver ante una posibilidad de mejora que hasta el día de hoy no existe. El debate de si extendemos el contrato podríamos darlo a contrapropuesta de algo. Y ahí habría que ver si estamos o no de acuerdo. Para nosotros lo mejor es llegar a una instancia lógica de licitación como se da en el mundo entero. Abrámonos a otras propuestas más en un fútbol que cada día da un déficit mayor.

¿En este escenario cuál es la postura? Porque no me queda claro. Más allá de la firma del delegado.

Es que el escenario no está planteado ni está discutido en la interna. Mi postura, a título personal, y no estoy pateando la guinda para adelante, es que no firmar una extensión de contrato si no puede abrir la cancha a una licitación.

Desde el 98, en una asamblea en la que había dos ofertas una de 50 y otra de 82 y ganó la de 50, que Tenfield maneja a su antojo lo que pasa en las asambleas. Salvo cuando los jugadores plantaron bandera, exhibieron públicamente el tema y dejaron a los dirigentes expuestos a decidir entre una oferta cinco veces mayor a la de Tenfield, siempre se hizo lo que quiso Tenfield. Incluso esa vez hubo nueve votos para la empresa. Ir a una asamblea es ir a la boca del lobo.

Entiendo lo que decís. Pero yo no decido los destinos de la selección más que la de ningún otro club. No tenemos que ver por el beneficio de la selección sino de Rampla. En ese momento definimos lo que era mejor para el club. Nunca ningún jugador de la selección le dio nada a Rampla, ni Rampla se llevó nada que no fuera lo que le corresponde por el contrato. Lo aclaro porque algunos con mala intención dijeron que Diego Godín había ofrecido ayuda.

Pero hay una cosa que aún no entiendo: ¿Rampla va a una asamblea a la que el club convocó con una trampa de otro presidente? 

Tenemos que ver si nosotros tenemos la suficiente fuerza de ir a plantear el tema a la asamblea o si dar un paso al costado no es ceder terreno y no poder exponer lo que nos pasó y lo que pensamos. Yo pienso que la asamblea de Nike marcó un ícono y también íbamos entregados ahí.

Pero es obvio que lo que está buscando hoy Tenfield a través de Varela es ir a la asamblea porque sabe que opera a los clubes y tiene los votos.

Hay clubes que están tratando de poder apagar el incendio. Y se hacen amigos de los bomberos. Sin importar lo que pase después.

Insisto ¿ustedes piensan hacer algo o van a aceptar participar de una asamblea a la que, según vos decís, Rampla convoca tras la jugada que hizo Varela?

No tenemos definido si nos vamos a presentar a esa asamblea. Una cosa que estaría buena es dialogar con los demás actores que forman parte de ese colectivo. A Rampla se lo hizo chivo expiatorio del voto Nike-Puma. Y lo pagamos caro.

¿Cómo caro?

Se llevó adelante una campaña contra el club como que estábamos percibiendo dinero de los jugadores de la selección uruguaya, como por ejemplo la de un periodista que públicamente bastardea al club y dijo que Castillo le pagara a los jugadores cuando los jugadores estaban al día.

¿Pero cómo salen de esto ustedes? Porque por lo que decís están en un brete.

A este delegado al que fueron a hacerle la chicana es una persona que tiene más de 70 años y que ha dejado la vida en el club. Cuando salga del club va a salir con una placa y aplaudido, más allá de esto. No nos trancaron a nosotros. Pero es verdad que en nuestra masa social está la inquietud de saber cómo pasamos de esto a esto. Esa pregunta nos las han hecho pila de socios, que son los que nos preocupa, pero más allá de eso salir a chocar con la empresa qué nos aporta. Si la asamblea se va a hacer igual. Si Rampla firma o no firma, retira a firma, presenta la inconstitucionalidad que se nos ocurra, sin Rampla la asamblea se da igual, no es excluyente. Ahí sí que nos estamos desgastando en dar un debate en una cuestión que no tiene mucho sentido.