Educación sexual busca que “no se vulneren los derechos de nadie”

El Programa de Educación Sexual (PES) se basa en criterios de Derechos Humanos y de la laicidad del Estado, dijo el coordinador Diego Rossi. “Como instituciones democráticas tenemos que defender los derechos de todas y de todos. No de un porcentaje que puede ser chico o grande de creyentes de determinada religión”, afirmó en No toquen nada.

Actualizado: 26 de Setiembre de 2017 | Por: Redacción 180

Educación sexual busca que “no se vulneren los derechos de nadie”

Diego Rossi (DelSol)

El PES de la Administración Nacional de Educación Pública cumple 10 años en 2017. Rossi afirmó que no cree que sus fundamentos respondan a un lineamiento político del partido en el gobierno sino que responden a los Derechos Humanos.

“Es una propuesta muy amplia que excede lo meramente biológico”, afirmó y negó que exista una ideología de género detras. “Los estudios de género tienen una base científica. En estos días se ha hablado de la ideología de género. La ideología de género no existe. Lo que existe es la perspectiva de género basada en estudios de género que sí tienen investigaciones de la diversas disciplinas que evidencian esto, que nosotros nacemos varones y mujeres y nos construimos en el vínculo con el otro a lo largo de la vida”, señaló.

“Yo soy varón en este contexto y construido por esta sociedad, tal vez no sería este tipo de varón hace 100 años atrás ni dentro de 100 años”, ejemplificó.

Respecto a los estudios que respaldan estos criterios, Rossi dijo que “la bibliografía es amplia” y mencionó trabajos de la Unesco, de pensadores, de sociólogos, de las ciencias sociales y la psicología. Estos textos “avalan esta perspectiva del género como una construcción social”, dijo.

Para el coordinador del PES se debe buscar la inclusión de todos en el sistema ediucativo, sin discrminación ni violencia.

“Nuestro país es un país laico y el poder de este país está en las instituciones democráticas. Como instituciones democráticas tenemos que defender los derechos de todas y de todos. No de un porcentaje que puede ser chico o grande de creyentes de determinada religión”, sostuvo.

“Todos podemos tener visiones distintas en cuanto al género, a la masculinidad, a la educación sexual pero como país tenemos que tener una única postura, avalada por cuestiones y elementos científicos, que no vulnere los derechos de nadie”, agregó.

Noticias relacionadas