Muerte de abejas en Salto y Paysandú: apicultores apuntan a la empresa de mandarinas

Néstor Causa, vocal de la Sociedad Apícola del Uruguay dijo esta mañana a No toquen nada que no se descarta la hipótesis de que la muerte de unas 1.800 colmenas de abejas en Salto y Paysandú fue causada intencionalmente por una empresa.

Actualizado: 28 de Setiembre de 2017 | Por: Redacción 180

Muerte de abejas en Salto y Paysandú: apicultores apuntan a la empresa de mandarinas

Adhoc ©Javier Calvelo

La motivación sería evitar la polinización de las mandarinas para evitar que tuvieran semillas utilizando un producto ilegal como el Fipronil que, según el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), fue el que causó la muerte de las abejas.

“Hay un punto de partida que es la mandarina sin semilla que se tiene que producir para exportar a Estados Unidos. De hecho, estas aplicaciones si bien se atribuía que se efectuaban por un determinado pulgón que las afecta, estaban más relacionadas con el control de las abejas para que no llegaran a las plantaciones. Yo no estaría buscando ni sospechando de otra fuente sino directamente apuntar a la empresa que estaba aplicando el producto para que las abejas no polenizaran”, dijo.

“Desde mi punto de vista no lo descarto”, agregó al ser consultado sobre si pudo haber sido intencional.

Causa dijo también que la explicación que dio en primera instancia el ministro de Ganadería, Tabaré Aguerre, no coincidía con las características de la situación que se presentó a fines de agosto en Paysandú y Salto.

“El ministro de esa situación de chlorpyrifos y la propia empresa manifiesta estar usando esa droga. Pero las abejas morían de una forma que no coincidían con eso que generalmente si agarra a la abeja en vuelo no vuelve a la colmena. Pero en este caso particular, las abejas llegaban a la colmena y generaban todo un proceso en el que la abeja vuelve, regurjita el néctar que trae envenado y es consumido por otra abeja y se genera una muerte en cadena. Después si esa colmena que murió es pillada por otra abeja, también va a morir”, explicó.

El integrante de la directiva de la Sociedad Apícola del Uruguay también cuestionó aspectos de la investigación que realizó el Ministerio, cuyos resultados presentó ayer en conferencia de prensa. Uno de los detalles fue que las muestras en busca de Fipronil en los mandarino se tomaron 15 días después de las muestras en las abejas. Afirmó que las muestras debieron realizarse en el mismo momento.

Noticias relacionadas