“Si hacés el libro independiente, podés tomar todas las decisiones”

Este viernes en la Feria del Libro, Tato López presentó su sexto libro. Antes en No toquen nada había contado por qué decidió convertirse en editor además de ya ser un escritor.

Actualizado: 01 de Octubre de 2017 | Por: Redacción 180

“Si hacés el libro independiente, podés tomar todas las decisiones”

Tato López (Adhoc ©Javier Calvelo)

Exbasquetbolista brillante, para muchos -casi todos- el mejor de la historia de Uruguay, Tato hace tiempo que es escritor. Él dice que no se siente así pero que disfruta mucho de escribir.

Ya lleva seis libros editados. La autobiografía La vereda del destino, el diario de viaje Almas de vagar, sobre la gesta de Uruguay en Sudáfrica 2010, y El camino es la recompensa, sobre charlas que tuvo con el Oscar Washington Tabárez. Luego editó Lo no dicho sobre la adicción.

Ahora vuelve al género de los diarios de viajes con Muzungu Blues. Así lo define Tato: “Muzungu blues es un diario de viaje. En él relato una parte de lo que me tocó vivir en un periplo de seis meses que realicé, por tierra y mochila a la espalda, desde Kenia hasta Sudáfrica, pasando por Uganda, Ruanda, Tanzania, Malaui, Zambia, Botsuana, Zimbabue, Mozambique y el reino de Suazilandia”.

Excepto el primer trabajo, que fue publicado por Santillana, el resto de los libros fue editado por él mismo. Tato dice que está “eternamente agradecido” a Santillana pero que en el momento de sacar su segundo libro hubo “un desajuste de expectativas”.

“Quizás hoy podría entederlo mejor, quizás siento que en aquel momento no tenía tanta razón. Siento que el editor y la editorial están trabajando sobre un producto y que ellos tienen que manejarlo para que sea comercializable. Para mí los libros son un fruto”, dijo el escritor en No toquen nada.

Si bien al principio no supo qué hacer con Almas de vagar, ese era el libro, dialogó con amigos, se asesoró y comenzó a descubrir el trabajo editorial.

“El mundo del libro funciona así, los editores tienen el derecho pero si vos lo hacés independiente, podés tomar todas las decisiones. Por supuesto que para tomar decisiones me nutro de gente cercana. Me encanta poder hacerlo así”, contó.

Aunque también mejora el retorno del escritor al publicar sus libros, las editoriales pagan al autor en promedio un 10% del precio de venta al público, Tato dice que ese punto no fue determinante en su decisión. Incluso es hasta un problema.

“En ningún momento le estoy poniendo el peso al retorno económico. Es más, se lo pongo cuando tengo que pagar para hacer una reedición. A veces me resulta medio disparatado pero es el gusto que me doy. Es todo una unidad”, dijo.

En ese camino, ahora recuperó los derechos de su primer libro, La vereda del destino, y decidió reeditarlo porque no estaba en librerías.

El exbasquetbolista ya es todo un escritor y editor. Además, con éxito. ¿Cómo se define en esta nueva etapa?

“No me siento un escritor pero me encanta hacer esto que hago y trato de hacerlo lo mejor manera posible, sin apuntar a la excelencia. Siempre me comparo y tengo muy vivo cómo era cuando jugaba al basquet y era un obsesivo, un apasionado de eso que hacía. Disfruto mucho de hacer los libros”.