Panamá clasificó por primera vez a un Mundial; Estados Unidos quedó afuera

​Panamá derrotó este martes 2-1 a Costa Rica en la última fecha del hexagonal de Concacaf rumbo a Rusia-2018, un resultado que permite a los panameños alcanzar su primer Mundial.

Actualizado: 11 de Octubre de 2017 | Por: Redacción 180

Panamá clasificó por primera vez a un Mundial; Estados Unidos quedó afuera

AFP

Los goles fueron anotados por Johan Venegas (36) para Costa Rica y Gabriel Torres (52) y Román Torres (88) para Panamá, en un emocionante partido disputado en el estadio Rommel Fernández de la capital panameña.

En el primero de los tantos, el balón no traspasó la línea de sentencia, según las imágenes de TV.

México con 21 puntos, Costa Rica con 16 y Panamá con 13 obtuvieron su clasificación para Rusia, mientras que Honduras con 13  unidades (peor saldo) jugará el repechaje contra Australia.

Estados Unidos con 12 puntos y Trinidad y Tobago con seis quedaron eliminados de la carrera.

Esta es la primera vez que Panamá jugará un Mundial, en un país donde el fútbol ha ido ganando adeptos al béisbol y al boxeo.

Panamá llegó a la cita con cierta tensión tras caer goleado en la pasada fecha frente a Estados Unidos (4-0). 

Pero sobre todo con aires de vengar lo ocurrido hace cuatro años, cuando vieron truncado dramáticamente en la última jornada del hexagonal para Brasil-2014 su sueño de ir a un Mundial.

En aquella fecha Panamá necesitaba ganar en casa a Estados Unidos, sin nada en juego, y que México perdiera en su visita a Costa Rica.

Los aztecas cayeron, pero los estadounidenses truncaron el sueño panameño con dos goles en el tiempo añadido, lo que produjo una gran frustración en la afición local.

"Se alinearon los planetas"En esta ocasión, los panameños necesitaban ganar a Costa Rica, ya clasificado, y que Estados Unidos perdiera frente a Trinidad y Tobago, que terminó ganando a los estadounidenses 2-1.

"Hoy los planetas se alinearon, nunca hay que perder la fe", dijo el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, desde el césped del estadio Rommel Fernández, una vez terminado el encuentro.

El DT de Panamá, el colombiano Hernán Darío Gómez, realizó solo dos cambios respecto al equipo que cayó vapuleado ante Estados Unidos. 

Por su parte, el seleccionador costarricense, Óscar Ramírez, que contaba con las sensibles bajas del arquero del Real Madrid, Keylor Navas, además de los laterales Bryan Oviedo, Cristian Gamboa y el central y héroe de la clasificación tica, Kéndall Waston, revolucionó el equipo.

En la primera parte ninguno de los contendientes dispusieron de grandes oportunidades. Costa Rica buscó el control de la pelota con un juego sosegado ante un rival al que lo podía la ansiedad y era incapaz de sorprender. 

Fue al minuto 15 cuando el volante panameño Édgar Bárcenas probó fortuna desde fuera del área, pero su disparo salió desviado. 

Antes de la media hora Bryan Ruiz, con un mal remate, y Johan Venegas, al que se le adelantó el defensor Román Torres, pudieron marcar para los visitantes.

Sin embargo, Venegas no falló al minuto 36, al recibir un balón y encarar al arquero, al que batió "picándole" el balón.

Poco después, Gabriel Torres le ganó la partida a dos defensores, pero su lanzamiento salió cruzado.

Gol polémico

La segunda parte inició con Panamá al ataque y fue al minuto 52 cuando llegó la jugada polémica del partido. 

En un saque de esquina de Panamá el balón quedó muerto en el área y tras golpear en un jugador panameño el árbitro guatemalteco Walter López marcó gol a instancias del juez de línea.

Sin embargo, según las imágenes de televisión, el balón no llegó a entrar en el marco.

"Yo vi la pelota en la raya, yo me tiré como de cabeza y la pelota no se si entró o no", afirmó el delantero Blas Pérez. 

A partir de ahí Panamá encimó a su rival y dispuso de varias ocasiones por mediación de Luis Tejada y Blas Pérez.

Pero fue al minuto 88 cuando llegó la locura al estadio, tras recibir Román Torres un balón en el área rival y fusilar al arquero Patrick Pemberton.

En los últimos minutos varios aficionados invadieron el terreno de juego, en un estadio en pleno éxtasis por la primera clasificación a un Mundial. 

"El sueño ya es realidad", dijo el centrocampista panameño Gabriel Gómez tras finalizar el partido.

AFP