El choque de estrellas según el uruguayo que participó del Premio Nobel

Maximiliano Isi, el joven físico uruguayo que trabaja en el proyecto Ligo en Los Ángeles, adelantó en No toquen nada la primera observación de órbitas gravitacionales y luz provenientes del choque de dos estrellas de neutrones.

Actualizado: 17 de Octubre de 2017 | Por: Redacción 180

 El choque de estrellas según el uruguayo que participó del Premio Nobel

DelSol

Los científicos del proyecto Ligo, cuyos primeros impulsores ganaron el Premio Nobel de Física de este año, anunciaron la observación, por primera vez, de órbitas gravitacionales y luz provenientes del choque de dos estrellas de neutrones.

Esta observación fue adelantada en NTN por Maximiliano Isi, el joven físico uruguayo de 26 años que trabaja en el proyecto Ligo en Los Ángeles.

El 4 de octubre, dos días después del anuncio del Nobel, Isi mencionó el tema sin decir que era un avance.

"Hasta ahora lo que hemos detectado han sido solo pares de agujeros negros, porque los agujeros negros son de las fuentes intrínsecamente más fuertes, las podemos ver más lejos, es como el sonido, si es más fuerte lo podés escuchar más de lejos. Lo mismo pasa con estos agujeros negros. Hay otras fuentes que esperamos que produzcan ondas gravitacionales también y que nosotros podemos esperar ver. El principal candidato aparte de agujeros negros son colisiones de estrellas de neutrones", señaló.

En la entrevista Maximiliano explicó que las estrellas de neutrones son objetos exóticos en el cosmos que se forman cuando las estrellas que se apagan no son lo suficientemente grandes como para formar agujeros negros.

"Las estrellas de neutrones son otro producto que se puede formar cuando muere una estrella. Cuando muere una estrella explota y según la masa que tenga se va a contraer el núcleo y va a comprimirse, y si es suficientemente pesado va a convertirse en un agujero negro, pero sino va a forma objeto exótico que se llama estrella de neutrones, que es una bola de 10 kilómetros de radio más o menos", explicó.

Esta última observación fue posible porque a los dos observatorios de inteferometría laser de LIGO en EEUU se sumó el observatorio Virgo en Italia. Gracias a eso se pudo identificar con mayor precisión que puntos mirar en el momento en que se captaron las señales. Eso también fue comentado por el joven físico uruguayo en la entrevista.

"Nuestro primo italiano prendió hace poco este año y el 14 de agosto detectamos la primera onda, la primera señal con los tres instrumentos al mismo tiempo. Eso es importante porque nos permite localizar mucho más precisamente dónde viene, dónde está la fuente en el cielo. Si solo se tiene dos instrumentos es como micrófonos, es difícil de triangular de dónde viene esta señal, pero con tres es mucho mejor", dijo Isi.

"Además nos permite hacer otros diferentes testeos y pruebas de la geometría, y para proar las predicciones de Einstein de una manera diferente, que justo eso es en lo que yo me especializo", agregó.

En la entrevista Maximiliano describió cómo son las estrellas de neutrones y dijo (suponemos que no nos podía decir porque tenía que esperar el anuncio) que todavía no se habían observado colisiones de esas estrellas.

"No son átomos y moléculas como la materia que estamos acostumbrados porque hay tanta presión que es prácticamente neutrones, es como un átomo gigante. Es un estado de la materia exótica que no se puede estudiar en la tierra. Las estrellas emiten luz, sabemos que existen, no hemos visto la colisión de dos de ellas", dijo.

Más allá de que no hizo el anuncio Maximiliano si describió el mecanismo que se puso en funcionamiento y permitió observar la luz, además de captar las ondas gravitacionales de un evento por primera vez y comentó su importancia para la ciencia.

"Cuando veamos uno de esos eventos va a producir luz y un montón de cosas, y también ondas gravitacionales que podemos ver. Eso a a ser muy importante poque lo vamos a poder observar al mismo tiempo con ondas gravitacionales y con otros telescopios. Entonces nosotros trabajamos muy cercanamente con astrónomos clásicos que observan luz visible o infrarrojos o rayos gama, e inmediatamente que nuestras computadoras detectan que puede haber una señal, mandan un anuncio y cientos de telescopios automáticamente apuntan hacia donde pensamos que está esta fuente. Cuando veamos una de esas fuentes vamos a aprender un montón de cosas más y se espera que revolucione campos enteros de la astrofísica", señaló Isi.

Noticias relacionadas