“La negociación con UPM va a llevar más tiempo todavía”

La Sociedad de Productores Forestales cree que la principal dificultad para la instalación de la tercera planta de celulosa en el país es la infraestructura.

Actualizado: 02 de Noviembre de 2017 | Por: Redacción 180

“La negociación con UPM va a llevar más tiempo todavía”

Foto: José Benítez, No Toquen Nada (Todos los derechos reservados)

El presidente de la Sociedad de Productores Forestales, Carlos Faroppa, que además fue asesor de Botnia para la instalación de la primera planta, dijo en No Toquen Nada que a diferencia de esa vez, hoy no está cuestionado el impacto social o ambiental de una posible tercera planta. El principal problema que dificulta la concreción del proyecto es la infraestructura.

“Tienen que ir de acuerdo la empresa con las capacidades del gobierno para determinar el paso a paso. Va a ser un proceso lento, lo está siendo, pero también es una inversión de tal porte que cualquier país estaría en competencia. Uruguay se da la condición de tomarse el tiempo de estar admitiendo la inversión y a su vez negociarla, por eso lleva tiempo y va a llevar más todavía”, explicó.

Faroppa destacó que la forestación ha sido una política de Estado, que se planificó el crecimiento de la producción, las leyes acompañaron, pero la infraestructura no lo hizo.

“Si uno mira las perspectivas del año 2003 en las carreteras, sin ser lo que es contenedores o algún granel de caliza o petróleo, se movían entre cuatro o cinco millones de toneladas y hoy movemos más de 26, que corresponden al crecimiento agrícola, ganadero y, por supuesto, al forestal. Entonces, el país se preparó para producir, empezó a producir y la infraestructura quedó rezagada”, expresó.

Para mover la celulosa de la planta hasta el puerto de Montevideo, el gobierno tiene previsto desarrollar el modelo ferroviario a través del Ferrocarril Central. Sin embargo, Atilio Ligrone, gerente de la Sociedad de Productores Forestales y ex director Forestal del Ministerio de Ganadería, dijo que la caminería departamental es el problema que ellos identifican porque no presenta las mejores condiciones. “Las situación es complicada, obviamente tenemos costos de transporte, que en la materia prima es más de un tercio del precio de la madera puesto en la industria. Por lo tanto, cualquier eficiencia que se pueda lograr es sumamente relevante”, sostuvo.

La negociaciones entre Uruguay y UPM para la instalación de la planta comenzaron en julio de 2016. Este miércoles, UPM emitió un comunicado informando que las conversaciones "han finalizado" y que la toma de decisiones llevará "aproximadamente" 10 días.

Además, el Senado aprobó por unanimidad la convocatoria de los ministros de Economía, Industria, Vivienda, Transporte y Trabajo en régimen de Comisión General para informar sobre las negociaciones con UPM.

Noticias relacionadas