Archivan investigación contra Bauzá, el único acusado por Figueredo

La jueza Dolores Sánchez dijo a 180 que archivó la actuación judicial contra el ex presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Sebastián Bauzá, en la causa de la Conmebol que se lleva adelante en el juzgado del Crimen Organizado.

Actualizado: 09 de Noviembre de 2017 | Por: Emiliano Zecca

Archivan investigación contra Bauzá, el único acusado por Figueredo

adhoc ©Javier Calvelo

 

El fiscal Luis Pacheco pidió el archivo de la actuación contra Bauzá esta semana y la jueza Sánchez hizo lugar al pedido.

Pacheco dijo a 180 que no había ningún elemento de prueba que acredite que el ex presidente de AUF recibió 400.000 dólares de parte del ex presidente de la Conmebol y la AUF, Eugenio Figueredo. La fiscalía llegó a esta conclusión luego de revisar todas las cuentas y transferencias de Bauzá.

Figueredo, que fue procesado por estafa y lavado de activos luego de que reconoció sus delitos cuando era presidente de Conmebol, firmó un acuerdo de colaboración con la fiscalía en el que se comprometió, no solo a entregar el patrimonio que fue producto de la estafa, sino que también iba a dar nombres de las personas que se beneficiaron de los sobornos.

Pacheco dijo que el acuerdo entre Figueredo y la Fiscalía no cae porque no se probó que sus dichos fueran falsos, sino que no se pudo probar su veracidad.

Esta era otra de las piezas uruguayas del expediente Conmebol donde también se debe resolver sobre la responsabilidad del resto de los mencionados en la causa. Entre ellos, el presidente de Peñarol Juan Pedro Damiani, que le brindó servicios a Figueredo a través de su estudio y los dueños del estudio Weiss, que fueron socios de Figueredo en varios proyectos inmobiliarios.

El fiscal Pacheco dijo que, en este caso, la Fiscalía debe probar si ellos conocían el origen del dinero que movía Figueredo para vincularlos con un delito.

Figueredo nunca los acusó, solo incriminó a Bauzá y también mencionó al abogado de la Conmebol, Gorka Villar, que está preso en España.

Cómo Figueredo inculpó a Bauzá

A mediados de 2016, Eugenio Figueredo cambió su primera declaración ante la justicia uruguaya y decidió inculpar a Bauzá en el marco de la causa por estafa y lavado de activos en la que fue procesado en 2015.

En diciembre, Figuerdo dijo que la empresa Full Play les entregó 400.000 dólares a los 10 presidentes de las federaciones que integran la Conmebol y aclaró que no sabía de qué forma recibieron el dinero los presidentes. “Dije que todos los presidentes recibieron dinero de Full Play (...) no sé de qué manera recibían el dinero los presidentes”, fueron sus palabras.

Entonces el fiscal le preguntó cuál era el presidente de la AUF que según su relato recibió 400.000 dólares. “Era Sebastián Bauzá”, respondió Figueredo.

“¿Cómo sabe usted que a los presidentes de las Asociaciones les pagaron 400.000 dólares?”, le preguntaron. “Porque me lo dijo Hugo Jinkis de Full Play”, respondió.

Sin embargo, seis meses después dijo que él le dio la plata a Buazá y ratificó algo que no había dicho, al menos en esa primera declaración. “Ratifico lo que dije en su momento, que le entregué físicamente a Bauzá la suma de 400.000 dólares producto de los sobornos que se habían repartido a los otros presidentes”, afirmó.

Figueredo dijo que fueron dos pagos de 200.000 dólares. “Él no quería figurar y me pidió a mí que le gestionara el dinero. Yo le pregunté si su señora estaba al tanto y me dijo que no. Yo se lo entregué en efectivo. Bauzá me dijo que pensaba invertirlo en una casa en Punta del Diablo”, declaró ante la jueza Adriana de los Santos.

El principal indicio que no era tal

En su calidad de auxiliar del Poder Judicial, la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) del Banco Central del Uruguay elaboró un informe en el que se descartaron movimientos sospechosos en las cuentas de Bauzá, aunque sí llamaron la atención tres depósitos de efectivo relacionados con su esposa. Uno era por casi 70.000 dólares, otro por 50.000 dólares y uno más por 25.000 dólares.

Una fuente del BCU explicó a 180 que la UIAF recibe mensualmente los datos de los depósitos bancarios en efectivo mayores a 10.000 dólares y es común que ante este tipo de pedidos revise su base de datos para ver si hay información relevante. En este caso, aparecieron tres depósitos de la esposa de Bauzá con sus dos nombres, apellidos y cédula como respaldo.

Sin embargo, cuando el expresidente de AUF declaró como indagado a principios de este año, negó que esos depósitos hubieran sido realizados en la cuenta de su esposa. Esto hizo que la justicia le repregunte al BCU por los datos y a su vez la UIAF le trasladó la consulta al banco de plaza que brindó la información. Según supo 180, allí se le explicó a la UIAF que hubo un problema con los datos que se le brindaron y, por un error que todavía no fue aclarado, el banco relacionó esos tres depósitos, aunque solo el de 25.000 dólares correspondía a la esposa de Bauza. El resto se debió a “un error del sistema” que podría ameritar, al menos, una sanción al banco.

Según fuentes judiciales consultadas por 180, este era uno de los indicios más relevantes contra Bauzá porque los depósitos habían sido realizados dentro del periodo 2011-2014, que es el rango de tiempo que se investiga en la causa, y eran los tres en efectivo, algo que permitía relacionarlos con la declaración de Figueredo y ese dinero que supuestamente le había entregado en mano al expresidente de AUF.


Bienes de Figueredo

El Estado tiene los bienes de Figueredo embargados, la mayoría apartamentos, algunos entregados como parte del acuerdo. La fiscalía está abierta a que se haga la liquidación y se rematen los bienes.

El fiscal Pacheco ya solicitó que se vendan las acciones de Figueredo en los proyectos que participó y los accionistas manifestaron su voluntad de comprar la parte. Pacheco lo hizo porque no tenían plata para el mantenimiento de esos bienes. Incluso dijo que han usado una cuenta de Figueredo en el Banco Itaú para hacer frente a los gastos.

Cuando se hizo el acuerdo, se habló de 10 millones de dólares, pero va a ser menos, quizás la mitad, estima la fiscalía.


 

Noticias relacionadas