BSE emite comunicado luego de marcar con cintas rojas a concursantes negros

Después de una prueba de conocimientos aplicada por el Banco de Seguros del Estado, en donde se separó a los concursantes negros de los blancos y que generó una denuncia al Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo, el banco emitió este viernes un comunicado en que se compromete a “seguir mejorando sus procedimientos”.

Actualizado: 11 de Noviembre de 2017 | Por: Denise Mota

BSE emite comunicado luego de marcar con cintas rojas a concursantes negros

Sede del BSE (adhoc© Ricardo Antúnez)

Para los denunciantes, que hablaron con 180 bajo condición de anonimato, el documento “no es exactamente un pedido de disculpas pero ya está”.

Ellos cuentan qué pasó: “Dabas la cédula y tenían una lista con los apellidos. Allí ya figuraban en rojo los afrodescendientes. Después te daban una cinta roja para poner en la ropa. ´En lugar visible´, me dijeron. Los demás, los ´concursantes generales`, tenían cintas blancas. Y entonces hicieron una fila a parte para los concursantes afro, y todos los afros se sentaron juntos. La gente comentaba, algunos en tono de burla. Hablaban: ´No, allí adelante es para los negros´.”

Se trataba de la segunda parte de un proceso iniciado con un sorteo de interesados en el llamado para Administrativo - Especializado III Montevideo y sucursal. La prueba de conocimientos se realizó de mañana y de tarde. Los concursantes que conversaron con 180 estuvieron en los dos momentos.

“Ya participé de varios concursos y fue la primera vez que viví algo así. Me sentí como si me desnudaran en público. Fue feo. Llegué a comentarle a un funcionario el malestar que se estaba generando y de tarde hicieron lo mismo”, cuenta uno de ellos, que hizo la prueba de mañana. El concurso se realizó en el marco de la ley 19.122, de 2013, dirigida a “favorecer la participación de afrodescendientes en las áreas educativa y laboral”. En su artículo 1º, consigna: “Contribuye a reparar los efectos de la discriminación histórica”.

El caso llegó al grupo Jóvenes Afro-Uruguayos, que generó una petición sobre el caso y encaminó una denuncia al Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo.

El BSE entró en contacto con los denunciantes y les pidió disculpas personalmente, en una reunión con Alicia Di Bartolomeo, directora de la División de Capital Humano. Ante esta instancia y el compromiso de emitir un comunicado público sobre la situación y de no repetir el procedimiento, respuesta considerada satisfactoria por los concursantes en este momento, la Defensoría del Pueblo informó, por medio de un comunicado, que iniciaría “el cierre de las actuaciones iniciadas”.

“Esto sigue pasando”

“Asesoramos al BSE en sus distintos llamados, y también a sus funcionarios de RRHH el año pasado. Pero, a la hora de implementar la prueba de conocimientos, no sabíamos cómo lo estaban procesando, cada organismo tiene su forma”, dice Miguel Pereira, director nacional de Promoción Sociocultural del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

“Establecimos contacto con la Gerencia de Capital Humano del banco y reconocieron el error, dijeron que harían un comunicado público y que las pruebas van a cambiar esa forma equivocada de realización. Y que van a pedir asesoramiento al Mides. Veo que no hubo intencionalidad de discriminación. Se equivocaron en la organización de esta prueba”, pondera Pereira.

“Lo que decimos a los organismos es que deben resguardar a las personas, en este caso, afrodescendientes, no revictimizarlos”, dice. “Vivimos en una sociedad que no está preparada para entender las acciones afirmativas. Esto sirvió al banco para mejorar sus procedimientos y para pedir disculpas a estas personas que se sintieron vulneradas en sus derechos.”

Los denunciantes sienten que, en el debate público, el objetivo fue cumplido: “En el momento del concurso, nadie reaccionó. Sentí una soledad enorme. Está todo tan naturalizado que empezás a cuestionarte. Pero pregunté a la gente allí qué les parecía, y todos decían que era ´muy raro´. A nadie le agradó. Lo que queríamos es que reconocieran el error. Esto nos da un respaldo, que la gente no siga diciendo que somos locos o que es algo personal. Hubo un montón de personas que estaban ahí y vivieron lo mismo”.

El otro participante agrega: “Se supone que la ley es una reparación histórica, pero vuelven a ponernos en una situación de vulneración de derechos. Creo que la gente tiene que saber que en Uruguay esto sigue pasando”.