Objeción de conciencia al aborto supera el 60% en seis departamentos

A cinco años de la puesta en marcha de los servicios legales de aborto, un relevamiento de la ONG Mujer y Salud en Uruguay (MYSU) determinó que “la objeción de conciencia supera el 60% en seis de los diez departamentos monitoreados” y, salvo dos excepciones, hay profesionales objetores en todos los servicios de salud del país.

Actualizado: 12 de Noviembre de 2017 | Por: Redacción 180

Objeción de conciencia al aborto supera el 60% en seis departamentos

Hospital Pereira Rossell (adhoc© Javier Calvelo)

En diez de los 19 departamentos del país, la ONG Mujer y Salud en Uruguay (MYSU) relevó información de los servicios de ASSE y de los prestadores privados de salud con mayor cobertura en cada lugar.

“MYSU encontró que la objeción de conciencia supera el 60% en seis de los diez departamentos monitoreados”, indica el informe de la ONG.

Los departamentos relevados fueron Salto, Paysandú, Río Negro, Soriano, Rivera, Cerro Largo, Florida, Maldonado, Rocha y Montevideo, y se tomaron datos de 24 instituciones públicas y privadas de salud de 19 ciudades.

Las zonas con mayores índices de objeción de conciencia fueron el litoral (Salto, Paysandú, Río Negro y Soriano) y el noreste (Rivera y Cerro Largo). Además, en las ciudades de Mercedes (Soriano) y de Young (Río Negro) hubo 100% de objetores de conciencia entre los consultados.

También, MYSU indicó que salvo Amedrin en Río Negro y Comef en Florida, no hay ningún servicio de salud en el país en el que no haya profesionales objetores.

Otro punto del informe de MYSU indica que en cinco de los departamentos monitoreados (Salto, Paysandú, Rivera, Florida y Río Negro), los equipos de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) solo funcionan en las ciudades capitales, provocando que las mujeres que viven en otras localidades se deban trasladar para atenderse.

A su vez, añaden que algunas ciudades no tienen profesionales suficientes de las disciplinas que son requeridas para brindar atención a la mujer que realizará la IVE, siendo imposible cubrir los horarios y los días de atención necesarios. Según MYSU, en el interior del país es notorio el déficit de profesionales en trabajo social y psicología.