“Se pasaron todos los límites de la legalidad”

Mónica Ivaldi, abogada del movimiento Más Unidos Que Nunca, dijo que anular la asamblea de la Mutual fue un hecho “gravísimo” y contó que van a ampliar las denuncias.

Actualizado: 14 de Noviembre de 2017 | Por: Redacción 180

“Se pasaron todos los límites de la legalidad”

adhoc ©Javier Calvelo

El presidente de la Mutual, Enrique Saravia, junto a toda su directiva se retiró de la asamblea del gremio en la que los jugadores iban a pedir su remoción.

La abogada de Más Unidos Que Nunca dijo en No Toquen Nada (DelSol FM) que la anulación de la asamblea de socios de la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales por parte de la directiva es un nuevo hecho “ilegal y anti estatutario”. .

“Es obvio que se agotaron las instancias, que no hay garantía alguna de lo que se le pueda solicitar a la actual comisión directiva. Anular a la asamblea es un hecho gravísimo, no tienen esa potestad, en todo caso lo tiene que hacer el Ministerio de Educación y Cultura. Se pasaron todos los límites de la legalidad, ya estaban agotados los caminos, pero ahora todo es más evidente y claro”, expresó.

Ivaldi dijo que van a ampliar las dos vías de denuncias que tienen, una a nivel del MEC con el pedido de intervención y la otra a nivel judicial, en el mismo expediente que está en trámite.

“Tenemos que elaborar la presentación, hay mucha información de la asamblea, hay que hablar con los planteles y tomar decisiones de cómo presentarla. Tenemos videos, audios, todo eso va a ser pasado a actas de constatación de lo sucedido. En el caso de la escribana, su actuación está en un video que se difundió, ella lee un acta incompleta, donde dice ‘se designa para firmar a Fernando Kanapkis’ y no hay más nada. Eso va a quedar claro con las demás filmaciones que tenemos”, afirmó.

Por su parte, el arquero Esteban Conde contó en No Toquen Nada que Saravia leyó un documento en el que les planteó que no tenían potestad para remover a la directiva y después se fue. “Duró 10 minutos. Fue una nueva burla, pero es la manera que adoptó la directiva para manejarse. Nosotros seguimos con la paciencia y el respeto de siempre”, sostuvo.

Conde dijo que había un par de veedores del Ministerio de Educación y Cultura, y ellos les pidieron que registren lo que había pasado. “Cuando la directiva se paró para irse, se les planteó que estuvieran anotando todo porque nos parecía, más allá de la falta de respeto en sí, que todo tenía que quedar establecido porque vinieron a dar las garantías y a llevarse un acta de lo que pasaba ahí”, expresó.

 

Noticias relacionadas