La actriz de Matilda pidió no “sexualizar” a Millie Bobby Brown

Mara Wilson, famosa por interpretar a Matilda en 1996, habló del acoso que sufrió por parte de "fanáticos" adultos cuando era una niña, y pidió que no suceda lo mismo con Millie Bobby Brown, protagonista de Stranger Things.

Actualizado: 15 de Noviembre de 2017 | Por: Redacción 180

La actriz de Matilda pidió no “sexualizar” a Millie Bobby Brown

"Su nombre era Don, o tal vez Doug. Él era un hombre un adulto, yo no lo conocía. Él quería que yo le contestara una carta. Su redacción era complicada de leer, pero pude ver que decía 'amo tus piernas' y '¿podrías marcar tus labios en la carta?'. Yo tenía 15 años", escribió Wilson en la revista Elle.

La película Matilda se estrenó en 1996, cuando la actriz tenía nueve años.

"La carta Don o Doug me hizo sentir mal en mi estómago pero no me shockeó. Incluso antes de entrar a la escuela secundaria mis fotos estaban en sitios de fetiche de pies, había sido photoshopeada en sitios de pornografía infantil y había recibido todo tipo de cartas de hombres adultos. En cada estreno o evento había hombres extraños sosteniendo fotos mías y querían que las firme, y yo lo hacía, esperando que las vendan y no se las queden. En ese momento ninguno de los chicos de mi escuela me prestaba atención más allá del típico cartel de 'patéame' en mi espalda. Pero yo tenía algo que esos hombres querían: mi juventud", contó.

"Cuando llegué a la pubertad a algunos extraños les pareció correcto hablar sobre mi cuerpo. Cada vez que veía un artículo sobre mí confirmaba mi miedo: yo era 'fea', algo que en una mujer significa 'inútil', o era 'linda', algo que me transforma en un objeto. Había 'crecido', lo que me hacía vulnerable. Como era una niña actriz, mi cuerpo era de dominio público", agregó.

Mara Wilson escribió este texto a partir de lo que vio en las redes sociales en los últimos días. Tras el estreno de la segunda temporada de Stranger Things, los jóvenes actores -de entre 13 y 15 años- que protagonizan la serie tuvieron una gran exposición en medios y redes sociales.

Wilson vio una publicación con una foto de Millie Bobby Brown, de 13 años, en la que un "hombre adulto" comentó que "creció en frente de nuestros ojos".

"Me sentí enferma y luego furiosa. Una niña de 13 años no creció. Incluso si fuera lo que consideramos una adulta, no es noticia. En ese momento recordé las cuentas regresivas de sitios webs hasta que Emma Watson o Mary-Kate y Ashley Olsen fueran 'legales'. Esos sitios comparten historias sobre secuestros de niños, tráfico y sexo entre adolescentes y pedofilia. Estos adultos convierten en fetiche la inocencia, y la pérdida de inocencia aún más. Ellos saben lo que venden", expresó Wilson, que se retiró de la actuación a los 12 años.

"No sabemos cuántos Don o Doug hay por ahí. Algunos de estos depredadores son imposibles de encontrar y de entender. Los niños que son estrellas son vistos como suyos, como su propiedad, su fantasía. Los depredadores pueden convertir en fetiche su inocencia y su su juventud sin sentir culpa", señaló Wilson.

Nadie puede proteger a estos niños todo el tiempo de estas personas. Yo tuve padres protectores y agentes que filtraban mis correos, pero los Don o Doug siempre encuentran formas de evadir esos filtros. Y no solo los depredadores me lastimaron. Nosotros -el público, los medios- somos todos adultos. Solo necesitamos actuar como tales", concluyó.

Noticias relacionadas