Los docentes ante el miedo de educar mejor

Docentes de todo el país compartieron sus experiencias educativas innovadoras y relataron el proceso desde el “cambio de chip” hasta el placer de ser “libres para enseñar más y mejor”.

Actualizado: 07 de Diciembre de 2017 | Por: Nicolás Kronfeld

Los docentes ante el miedo de educar mejor

Red Global / Matilde Campodónico (Todos los derechos reservados)

La actividad de cierre anual de la Red Global de Aprendizajes reunió a docentes de todo el país, que presentaron sus experiencias. La Red Global de Aprendizajes es un proyecto internacional que impulsa la transformación de los estudiantes a través de distintas prácticas educativas innovadoras. Actualmente está conformado por siete países (Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Holanda, Finlandia, Australia y Uruguay) que investigan estrategias para conectar los aprendizajes a los intereses y la vida real de los estudiantes. Nuestro país forma parte de esta red a través de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP)y Plan Ceibal.

En la ceremonia final de 2017, los maestros fueron relatando y reflexionando sobre los proyectos, al tiempo que compartieron sus miedos y dilemas en el camino de esa transformación.

Cecilia González, directora del  Liceo 3 de Florida, contó que en su institución hicieron olimpiadas del conocimiento, ferias de historia y de literatura, y compartió su visión sobre la necesidad de cambiar la forma de enseñar: “Estas nuevas pedagogías son las necesarias para este siglo que estamos viviendo. Estamos enseñando con programas del siglo XIX, profesores del siglo XX a alumnos del siglo XXI. Es absolutamente necesario cambiar el chip, buscar nuevas pedagogías, estudiar y ver qué otra manera hay de llegar a estos nuevos alumnos”.

Adriana Rodríguez, directora de la escuela 25 de San Carlos, contó su experiencia al llegar con la propuesta de la Red Global de Aprendizajes y la novedad que implicó. “Era una novedad lograr que el plantel docente entendiera que estas nuevas pedagogías, que el aprendizaje profundo y el uso de las tecnologías forman parte de cada tema que vamos a trabajar y de cada actividad y que hacen más atractivo el trabajo para el niño”, dijo la docente.

El centro que dirige Rodríguez trabajó en desafíos de ayuda a animales en peligros de extinción y realizó piezas audiovisuales sobre ventajas y desventajas de las redes sociales, entre otros.

Por su parte, el docente de la Escuela número 86 de Bella Unión Julio Vallarino relató su experiencia cuando revisó la currícula y sintió que no llegaría a cubrir los temas.

“Cuando miré el programa a mitad de año, me asombré porque me faltaba mucho. Salí corriendo a la directora y le dije ‘me falta programa, tengo que cumplir sí o sí’ y volví a enseñar como antes. Fueron dos días. Miré a mi clase y estaban todos quietos y aburridos, yo incluido. Entonces dije ‘no’ y volví a como estábamos con este nuevo método, tranquilos. Eso es lo mejor que podemos hacer, cumplir nuestra tarea de manera tranquila pero eficiente”, contó Vallarino, que tomó la fabricación de ladrillos como eje temático para comprometer a sus alumnos y desarrollar en ellos la capacidad de ciudadanía

Luego habló Celene Susalla, docente de la Escuela Agraria de Guichón, y rescató que la Red Global de Aprendizajes como una referencia en ese camino un poco intuitivo que los docentes recorrían.

“Es hermoso ver que ahora tenemos instrumentos y teoría, eso que necesitábamos para avanzar. Había un montón de actividades que se realizaban pero la Red Global de Aprendizajes nos dio ese marco teórico necesario para organizarnos e invitar a nuevos compañeros, porque vemos alumnos motivados y que aprenden”, expresó.

En Guichón, los alumnos trabajaron rompiendo el “asignaturismo” en un proyecto llamado “Vivamos nuestro contexto”, en el que visitaron el Rincón Pérez y el Área Protegida Montes del Queguay, con actividades que utilizaron recursos digitales brindados por Ceibal.

González, del Liceo 3 de Florida, resaltó que esta forma de enseñar es la que realmente provoca que los alumnos aprendan: “pensar juntos, estar juntos en un aula y trabajar juntos es fundamental. Los alumnos nos ven con nuestras fortalezas y debilidades. Eso es lo que enseña. La Red nos da libertad de que nuestros alumnos aprendan más y mejor”.

Noticias relacionadas