Aumento de tarifas “no tiene nada que ver” con IPC

En No toquen nada, el economista Gabriel Oddone hizo un balance sobre la situación económica de Uruguay en el año. Se refirió al aumento de tarifas públicas determinado para principios de 2018 y dijo que estas son variables de ajuste para el gobierno al no existir condiciones políticas para atacar el problema de fondo y que “no tiene absolutamente nada que ver” que el aumento sea por debajo del incremento del IPC.

Actualizado: 23 de Diciembre de 2017 | Por: Redacción 180

Aumento de tarifas “no tiene nada que ver” con IPC

(Twitter - @NoToquenNada)

Oddone dijo que la fuerte inversión extranjera de los últimos años estuvo vinculada a sectores donde el retorno y la rentabilidad no son altos. “Los precios cayeron respecto a 2014, los costos se han mantenido elevados, en particular del gasoil, y eso hace que la inversión se retraiga”, dijo.

Además, reconoció que los precios de los combustibles tienen que ver con que el gobierno prioriza el déficit fiscal sobre la competitividad, en un dilema en que, según Oddone, “ninguna de las opciones es buenas”.

Para el economista, al proteger lo fiscal, el gobierno genera un problema de competitividad al sector privado, pero era necesario trabajar sobre el gasto público para resolver el problema de fondo. “La tendencia de gasto en el gobierno central y el BPS viene creciendo casi cuatro puntos en los últimos cuatro o cinco años. Ahí está el corazón del problema, pero no hay condiciones políticas para hacerlo, por lo que las tarifas son la variable de ajuste”, comentó.

Oddone dijo que como los entes autónomos son brazos ejecutores de la política económica, para estabilizar las cuentas públicas se suele recurrir a la suba de tarifas, cuando no se puede atacar el corazón del gasto.

Consultado sobre la postura que defiende el aumento de tarifas porque suben por debajo de lo que lo hace el IPC, Oddone fue contundente: “no tiene absolutamente nada que ver”.

“Hay que ver efectivamente cuánto me cuesta proveer ese servicio. Puedo estar creciendo por debajo del IPC pero si los costos de producción hubieran caído mucho más que ese indicador -pasó con el petróleo en su momento-, puedo estar creciendo igual que el IPC pero en realidad estoy mejorando el margen. Por otro lado, lo relevante en términos de decisiones de inversión es cuánto me cuesta respecto de otros lugares donde yo pueda hacer una inversión alternativa”, planteó.

Según el economista, la comparación surge en Uruguay porque “es una respuesta efectista para responder ante discusiones de naturaleza política, cuando en realidad es una discusión sobre distribución del ingreso”. Añadió que la discusión sobre precios de combustibles o la energía eléctrica “tiene que ver estrictamente con la asignación eficiente de recursos y no un tema de equidad”.

“En Uruguay a veces magnificamos cada uno de los temas discutiéndolos con una mirada de equidad, lo que refleja adecuadamente cuáles son las preferencias del país, pero a los efectos de esta discusión de fondo es irrelevante si aumentó o no más que el IPC. Es una discusión sobre el promedio del precio de la economía”, agregó.