Sendic: renuncia histórica y vuelta al llano, sin subsidio

El año 2017 marcó un hecho histórico en la vida institucional de Uruguay: la renuncia de un vicepresidente. Tras la polémica por su título, las denuncias por su gestión en Ancap, Raúl Sendic perdió apoyos en la interna del Frente Amplio y debió renunciar.

Actualizado: 30 de diciembre de 2017 | Por: Redacción 180

Sendic: renuncia histórica y vuelta al llano, sin subsidio

Raúl Sendic (Adhoc ©Ricardo Antúnez )

El 9 de setiembre, Sendic llegó a la sede del Frente Amplio, donde se realizaba un congreso para analizar su actuación y sobre todo su futuro, y presentó la renuncia “indeclinable” a la Vicepresidencia de la República.

El congreso del Frente Amplio estaba debatiendo qué actitud asumir ante las compras injustificadas hechas por Sendic con las tarjetas corporativas de Ancap mientras era presidente del ente.

Las compras injustificadas con la tarjeta corporativa de Ancap habían sido reveladas por una investigación de las periodistas Patricia Madrid y Viviana Ruggiero y otra del semanario Búsqueda.

La Junta de Transparencia y Ética Publica analizó la información proporcionada por Ancap sobre este punto.

En su análisis, la Jutep explica que puso énfasis en Sendic porque verificó que hubo 46 compras en comercios que no tenían una relación clara con los fines institucionales habilitados para el uso de la tarjeta corporativa. Estas adquisiciones fueron en tiendas, zapaterías, mueblerías, joyerías, free shops, supermercados y casas de artículos deportivos.

Para el organismo las explicaciones de Sendic fueron “insatisfactorias” y hubo 35 compras “sin explicación”. El informe sostiene que el exvicepresidente no incrementó su patrimonio por estas compras, ya que todas fueron por montos chicos.

Si bien con la renuncia pudo suponerse que Sendic saldría del centro de atención pública, otra polémica lo devolvió a los titulares inmediatamente. ¿Debía cobrar subsidio o no? Lucía Topolanski, que asumió como vipresidenta y presidenta del Senado, determinó que sí debía cobrarlo tras consultar a sus asesores jurídicos.

Desde la oposición se sostenía que no debía cobrarlo hasta 2020, una vez terminado este período de gobierno.

La polémica llegó al Tribunal de Cuentas que observó el gasto aprobado por Topolansky para cubrir el subsidio.La resolución se tomó con votos de los representantes de la oposición, siguiendo un informe de los técnicos del organismo.

Luego de ese informe, Sendic decidió renunciar al subsidio. "Decidí renunciar al cobro anticipado del subsidio para evitarle a la vicepresidenta la situación de tener que reiterar el gasto o no, no sé lo que va a hacer, pero ya que el Tribunal de Cuentas actuó por excepción, porque no ha sido la regla, todos han cobrado subsidio los que lo han querido cobrar, antes y después de Sendic, entonces en este caso ya que el Tribunal de Cuentas actuó y observó, decidí renunciar al subsidio anticipado", dijo el ex vicepresidente.

Sendic planteó también que en varios casos fue objeto de actuaciones inusuales de organismos políticos y estatales en su contra.

"El Tribunal de Conducta Política del Frente Amplio actuó por excepción, es el único caso en el que ha actuado. La Junta de Transparencia y Ética Pública actuó por excepción, es el único caso en el que ha actuado. El Tribunal de Cuentas también actuó por excepción. No me quiero hacer la víctima, pero es evidente que soy una excepción, y lo termina de ratificar esta conducta del Tribunal de Cuentas", expresó.

Sendic volvió así al llano. Sigue liderando la Lista 711 del Frente Amplio y su sector aspira a volver a llevarlo al Senado en 2020. Él prometió militar desde las bases por un nuevo gobierno del Frente Amplio.