El año terminó como los jugadores querían

El 2017 terminó con el colectivo #MásUnidosQueNunca reconocidos por la AUF, con la Mutual sin Saravia e intervenida por el Ministerio de Educación y Cultura y con las elecciones en el gremio encaminadas.

Actualizado: 30 de Diciembre de 2017 | Por: Redacción 180

El año terminó como los jugadores querían

adhoc@Ricardo Antunez

Los jugadores #MásUnidosQueNunca fueron protagonistas centrales del 2017. Futbolistas del medio local y de la selección se mostraron unidos y, después de una escandalosa asamblea de la Mutual, consiguieron que el Ministerio de Educación y Cultura interviniera el gremio.

Conseguirlo les generó sangre, sudor y lágrimas.

A comienzos de año cinco jugadores fueron denunciados penalmente luego de concurrir al Tribunal de Honor. Fue en respuesta al reclamo de más de 500 futbolistas para que Saravia y el resto de la directiva de la Mutual renunciara ya que no respondían a sus asociados sino a la empresa Tenfield.  

En febrero, los jugadores pidieron la intervención del MEC

Lo hicieron a través de un comunicado leído en la puerta de la sede del gremio y respaldado por más de 400 futbolistas.

En el escrito dirigido a la ministra María Julia Muñoz, los jugadores dijeron que la directiva “no protege” los “derechos e intereses” de los asociados y que “actúa motivada por intereses personales o de terceros”. 

Pocos días después, por una abrumadora mayoría, los jugadores resolvieron cortar el diálogo con Tenfield debido a la censura explícita que la empresa de Casal hizo ante los reclamos de los jugadores. Lo mismo hicieron los jugadores de la selección. "Durante los últimos meses hemos sido víctimas de los ataques realizados de forma injustificada por los medios de comunicación dependientes de la empresa Tenfield. En nuestra opinión, dichos medios han realizado una campaña de desinformación y ataques personales, sin fundamento alguno", dijeron en el comunicado los futbolistas celestes. Por eso decidieron no dar notas "a ningún medio de comunicación vinculado a Tenfield".

Los meses pasaron y el MEC no se pronunció. Los jugadores fueron también a la Justicia y además, agregaron una medida para visibilizar el conflicto: al comenzar el partido se tapaban los oídos y se pasaban la pelota durante 30 segundos. La idea era demostrar que el Ministerio hacía oídos sordos al reclamo. 

En octubre la Justicia falló a favor de la directiva de Saravia. La jueza Cecilia Schroeder no accedió a la “remoción provisional” de la Comisión Directiva de la Mutual pedida por el movimiento.

Cuatro días después de la decisión de Schroeder el colectivo decidió parar hasta que no se realizara la asamblea del gremio. 

Con el conflicto en un punto sin retorno, la comisión de deportes de la Cámara de Diputados citó a la directiva de la Mutual y al movimiento para conocer las reivindicaciones de ambos.

Sin embargo la Mutual no consideró que el paro fuera un tema de relevancia como para citar a la asamblea de forma urgente.

El PIT-CNT decidió mediar en el conflicto. Se reunió con las partes y coordinó una serie de medidas para que se sentaran a dialogar. Sin embargo Saravia y su directiva no respetaron el acuerdo

Por su parte el Ejecutivo de la AUF se cansó de la directiva de la Mutual. Primero intimó a la directiva porque sentía que era la responsable de la falta de diálogo y luego se legitimó al colectivo #MásUnidosQueNunca. Tras ese paso los jugadores levantaron el paro. 

La asamblea se realizó el 13 de noviembre, el último día que el reglamento lo permitía. Allí Saravia junto a toda su directiva se retiró de la asamblea del gremio en la que los jugadores iban a pedir su remoción. Alegó que no se había respetado el orden del día. La escribana del gremio dio por terminada la asamblea en ese momento, también se fue y cuando volvió dijo que había ido al baño.

Dos días después el movimiento publicó el video completo de la asamblea en que se retiró la directiva y mostró publicaciones en Facebook de la escribana de la Mutual, Pilar Freire, insultando a los futbolistas.

Ese mismo día el MEC anunció la intervención con el desplazamiento de autoridades. Lo decidió la ministra interina, Edith Moraes.

En diciembre los interventores de la Mutual presentaron un balance de la situación que manejan. Allí se resolvió que hasta tanto no haya algunos cambios en el estatuto no se realicen las elecciones para designar nuevas autoridades.