Falta de lluvias deja algunos campos “como si le hubieran echado glifosato”

La falta de lluvias de los últimos tres meses está generando una situación de déficit hídrico en la mayor parte del país.

Actualizado: 06 de febrero de 2018 | Por: Redacción 180

Falta de lluvias deja algunos campos “como si le hubieran echado glifosato”

(Imagen de archivo, Adhoc ©Ricardo Antúnez)

Una de las pocas zonas que no presenta problemas en este momento es el sureste, pero en la mayoría del resto del territorio la falta de agua se está haciendo sentir en la producción agrícola y ganadera.

Según Esteban Hoffman, docente especializado en agricultura de la Facultad de Agronomía y director de la empresa Unicampo, en la zona ganadera del norte y noreste la situación es preocupante.

“Hay muy poca agricultura ahí pero los ganaderos están muy preocupados porque son campos que producen pasto en el verano por el tipo de especie que tienen. Si no producen pasto ahora ya no producen hasta octubre”, explicó Hoffman.

El agrónomo dijo que ha hablado con productores de esa zona que describen un “campo seco, muerto”. “Es como si le hubieran echado cinco litros de glifosato al campo, está seco, muerto. Eso es complicado porque cuando el campo se muere no hay reacción inmediata”, explicó.

Respecto a la zona del litoral donde se concentran la mayor parte de los cultivos de soja, Hoffman dijo que se necesitan lluvias considerables lo antes posible. Los pronósticos locales, de Brasil y Estados Unidos estiman que se estaría llegando al pico crítico del fenómeno de La Niña y la falta de lluvia.

“Si tuviésemos la suerte de que se cumpliera este pronóstico del viernes hasta el domingo con lluvias de 30, 40, 50 milímetros según la zona del país (...) es difícil estimar la pérdida”, señaló.

Pérdida habrá, dijo, porque hay plantaciones de soja en estado crítico sobre todo en campos que almacenan menos agua, chacras “viejas” de agricultura continúa (que no rotan cultivos) y raíces muy superficiales.

“Seguramente no se llegue a la situación de desastre o calamidad pero no se va a llegar a los rendimientos de la zafra pasada, por ejemplo”, djio Hoffman.

A pesar de este panorama de riesgo para la zafra de este año, Hoffman señaló que aún hay esperanzas de que muchos cultivos se recuperen si las lluvias acompañan en las próximas semanas.

“Estamos en el inicio de un período en el que la soja tiene gran capacidad de recuperarse. Si llega a llover así, la semana que viene estamos hablando de otra cosa”, afirmó.