El Nacional de Medina presenta sus credenciales

Nacional derrotó 3 a 0 a Rampla con dos goles de Gonzalo Bergessio y uno de Facundo Labandeira. Con una destacada actuación colectiva y buenas actuaciones individuales, el equipo de Medina se supera partido a partido.

Actualizado: 10 de febrero de 2018 | Por: Diego Muñoz

El Nacional de Medina presenta sus credenciales

adhocFOTOS ©Pablo Vignali

Habrá que esperar hasta el final de la temporada para saber cómo le va a Alexander Medina. Pero lo que es evidente es que el técnico tiene claro qué pretende para Nacional. Lejos de encarar el desafío con ánimo de permanecer, Medina tomó decisiones importantes de movida.

La más trascendente fue armar un equipo para la Libertadores y otro para el Uruguayo. Y, hasta ahora, mejor no le ha podido salir. Nacional revirtió el complicado inicio de año y consiguió su cuarta victoria consecutiva en base a una idea de juego que empieza a visualizarse en el campo.

El equipo es reconocible más allá de los nombres y se supera en lo colectivo partido a partido. Dos virtudes para destacar.

El juego empieza en los centrocampistas, explota por los extremos y lo finaliza Bergessio. El Tricolor incorporó un centrodelantero que genera espacios, se faja con los centrales, juega de espaldas y de frente al arco y, sobre todo, convierte. El equipo sabe que lo que genera fuera del área el argentino se encarga de resolverlo con eficacia dentro. Lleva cuatro goles en dos partidos. Esa es una diferencia superlativa respecto del Nacional del año anterior.

Bergessio fue la máxima figura ante Rampla pero no la única. Gonzalo Bueno acalambró a velocidad a sus rivales y dio las tres asistencias de gol. Luis Aguiar jugó su mejor partido desde que está en Nacional. Estuvo participativo, enchufado, intenso. Sebastián Rodríguez aportó claridad en el juego, Gino Peruzzi tuvo un debut auspicioso y Luis Mejía respondió cuando el partido estaba empatado.

Los primeros minutos en el Viera fueron parejos, aunque siempre Nacional lució mejor. El Tricolor cuidaba la pelota y, si bien se apresuraba cuando se acercaba al área, generaba peligro. Peruzzi y Leandro Barcia conectaban con Aguiar por derecha, Bueno desnivelaba por izquierda y Bergessio esperaba en el área.

La superioridad empezó a ser notoria a partir de los 20 minutos. Los de Medina rompían líneas y llegaban con frecuencia. Si el marcador no se abrió antes fue porque el arquero de Rampla, Rodrigo Odriozola, negó el gol cuatro veces. A pesar de eso, el equipo fue paciente. Tuvo claro que más temprano que tarde llegaría el gol.

Pero cuando se iba la primera parte Seba Rodríguez puso un pase espectacular de 50 metros, Bueno ganó a velocidad y mandó el centro para que Bergessio marcara el 1 a 0.

Ni bien comenzó el segundo tiempo Nacional volvió a anotar. Centro medido de Bueno y cabezazo perfecto de Bergessio.

Rampla sintió que revertir el resultado era como escalar el Everest y Nacional se dio cuenta que el partido estaba resuelto.

El Tricolor se replegó algunos metros y cedió la pelota, lo que le permitió a su rival atacar con algo de peligro. Fue Rampla con muchas ganas y generó un par de situaciones de gol que no concretó.

Los cambios volvieron a potenciar a Nacional, que llegó al tercero tras otro centro de Bueno y la definición del juvenil Labandeira.