Ganaba 150.000 pesos por mes, hoy cambiaría de trabajo

La primera conductora de Uber que llegó a los 1.000 viajes con la aplicación de transporte dijo que cuando empezó ganaba un promedio de 150.000 pesos por mes y hoy si pudiera cambiaría de trabajo.

Actualizado: 12 de febrero de 2018 | Por: Redacción 180

Ganaba 150.000 pesos por mes, hoy cambiaría de trabajo

DANIEL SORABJI / AFP

Graciela tuvo un negocio y cerró porque le fue mal. En ese momento, con 45 años no podía conseguir trabajo y ser chofer de aplicaciones era un negocio muy rentable.

Dos semanas después de que Uber llegó a Uruguay, en noviembre de 2015, empezó como conductora y fue la primera de todos los choferes que llegó a los 1.000 viajes.

“Yo creo que fui la primera por los incentivos que te daban para trabajar, eran 12 horas por día, no descansaba los domingos y tenía un ingreso promedio de entre 140.000 y 160.000 pesos, pero fueron dos meses. También era algo inviable que pudiera durar en el tiempo, pero las condiciones cambiaron drásticamente y muy de golpe, no te daba el tiempo para acomodarte, incluso antes de la regulación ya Uber te estaba mostrando la otra cara”, dijo.

En su trabajo como chofer, Graciela conoció a Verónica, una profesional universitaria que a partir de las charlas entre ambas también decidió empezar como conductora de aplicaciones porque necesitaba un complemento a sus ingresos.

Ambas contaron que desde Uber les decían que las preferían como choferes antes que a los hombres. “El 8 de marzo de 2016 nos invitaron a la Casa Violeta, hicieron un té y ellos nos decían que a nivel mundial les interesaba que hubiera mujeres conductoras. No estaba explícito el por qué, pero nos dijeron que se inclinaban a eso”, recordó Graciela.

“Creo que a nivel mundial vieron que las mujeres necesitaban más el trabajo y tenían más horario disponible”, dijo Verónica.

Hoy las dos creen que es difícil tener retorno por su trabajo y dicen que si tuvieran otra opción cambiarían de trabajo. “En este tipo de trabajo, tú te enfermás o te chocan el auto y no tenés respaldo”, dijo Graciela.

“A mí me pasó, yo estaba estacionada y la policía me chocó mi auto, estuve cuatro meses sin auto porque no tenía repuesto. Puse todo mi capital al servicio de un trabajo y ahora veo que no tenemos retorno”, contó Verónica.