La “estafa” del aceite de oliva virgen extra y cómo detectarla

Algunas de las empresas grandes del mundo que trabajan con aceite de oliva envasan como 'virgen extra' producto que no cumple con los requisitos de esa categoría.

Actualizado: 13 de febrero de 2018 | Por: Redacción 180

La “estafa” del aceite de oliva virgen extra y cómo detectarla

AFP

La ingeniera química y productora uruguaya de olivos Isabel Mazzucchelli explicó en No toquen nada que en general los productores saben qué tipo de producto están envasando y cuándo están cometiendo esa estafa.

“Sobre todo las grandes empresas que comercializan aceite en todo el mundo y que son gigantes suelen tener aceites que dicen 'virgen extra' y no lo son”, afirmó. Dijo que a nivel personal eso le da “mucha rabia”.

“Cuando comprás un vino de 1.000 pesos y viene picado. Es un accidente, no es culpa del productor en ese caso. En el caso del aceite es peor porque normalmente el productor sabe que lo que está poniendo en la botella no es 'virgen extra'. El aceite no se vuelve no virgen extra dentro de la botella, salvo que se ponga rancio que es cuando es viejo. Todos los demás defectos vienen de la producción”, explicó.

Mazzucchelli es productora de olivos y aceite en la región de Abra de Perdomo en Maldonado. La ingeniera química dijo que el problema de la incongruencia entre lo que declaran algunos envases y lo que traen adentro se da en todo el mundo, en parte porque hace poco tiempo que existe una cultura de consumo de aceite de oliva como producto gourmet.

La experta también explicó que, como las declaraciones engañosas en los envases no implican un riesgo para la salud humana es en cierto punto razonable que su control no sea una prioridad para las autoridades.

“El problema es que este tipo de estafas al consumidor no causan riesgos en la vida. El aceite lo podés comer igual, aunque no sea virgen extra, aunque sea el peor aceite de oliva del mundo, no te va a hacer mal nunca. Entonces, para las autoridades sanitarias hay mil cosas antes que esto. Entre una conserva que tiene bolutismo y esto: 'que se coman todo el aceite de oliva, yo voy a sacar el botulismo del mercado'”, señaló.

¿Y cuáles son los controles básicos para saber si el aceite de oliva que compramos es lo que dice ser? Hay que tratarlo como un jugo de fruta pero sabiendo que, en este caso, no conocemos mucho el sabor de la fruta original.

“El aceite de oliva es un jugo de fruta. Cualquier persona es capaz de decir si un jugo de naranja está bien o mal, probándolo. Todos nos damos cuenta si está viejo, si está podrido. Al aceite de oliva hay que pensarlo con la misma cabeza. Para que sea 'virgen extra' tiene que ser un jugo de frutas. Tiene que tener frescura como un jugo de frutas y no tiene que tener cosas raras que no correspondan a la fruta que corresponde, la aceituna. El problema es que la gente no conoce las aceitunas porque las que consumimos están fermentadas. Justamente, si el aceite de oliva tiene gusto a la aceituna que consumimos está mal”, detalló.